93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

Viaja por la Ruta de la Seda

23 Ago 19    Consejos viajeros, Información de interés    Tarannà    Sin comentarios

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

La Ruta de la Seda unió Occidente con Oriente durante la Edad Media. Todo tipo de mercancías se transportaban por un entramado de carreteras que recorrían 8.000 kilómetros desde China a Turquía, creando una relación comercial entre Asia y Europa sin precedentes. Pero el intercambio fue más allá de materiales y artesanías, porque la Ruta de la Seda fue un nexo también cultural.

La ruta tenía su principal extremo oriental en Chang’an (hoy Xi’an), y se extendía hasta Constantinopla (la actual Estambul). Hoy puedes recorrer la Ruta de la Seda con Tarannà Viajes con Sentido.

China

La antigua capital de Xi’an es el final, o el principio, de la ruta. Es una de las ciudades más tradicionales del gigante asiático. El principal atractivo de la ciudad es el Museo de los Guerreros de Terracota, el mausoleo del Emperador Qin Shi Huang, quien fue enterrado con más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real. La ciudad de Dunhuang, entre montañas de arena, es una parada obligada para quienes quieran explorar la ruta, así como las fascinantes cuevas budistas de Mogao y sus estatuas.

En China también podrás visitar Pekín, recorrer la Gran Muralla China, símbolo de la civilización de China y uno de los lugares más apasionantes de todo el país; o pasear por el puente cubierto de Chengyang, el más conocido del país.

Viaja a China con Tarannà Viajes con Sentido

Kirguistán

Enclavado entre las impresionantes montañas del Pamir y Tienshan, este país un tanto olvidado es un lugar de valles de montaña, lagos y yurtas (hogares de pastores seminómadas). Podrás quedarte maravillado con el lago Son-Köl, pasear por el cañón Ala-Archa y visitar su capital, Bishek, llena de naturaleza y con bloques de la época soviética.

Viaja a Kirguistán con Tarannà Viajes con Sentido

Uzbekistán

Uzbekistán acoge las escalas de la Ruta de la Seda más veneradas: las ciudades de Samarcanda, Bujará y Jiva, que forman el ‘triángulo de oro de Asia’ y fueron los principales emplazamientos comerciales.

En Samarcanda, una de las ciudades más antiguas del mundo aún habitadas, podrás ver la Plaza del Registán, uno de los principales conjuntos arquitectónicos islámicos del mundo. En Bujará, merece la pena una visita a la fortaleza de Ark y pasear por el laberinto de callejones. Jiva es una ciudad amurallada completa, de arquitectura de adobe, congelada en el tiempo en el desierto de Corasmia. Y Tashkent, la capital del país, es una bonita ciudad moderna y, a la vez, una ciudad soviética arbolada.

Viaja a Uzbekistan con Tarannà Viajes con Sentido

Turkmenistán

Turkmenistán es uno de los países más extraños de Asia central. Fue nudo principal de la Ruta de la Seda. Aquí la ruta atraviesa el desierto de Karakum con sus tribus nómadas, y las ciudades de Merv y Kunya-Urgench, declarada Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Uno de los atractivos más originales del país son los cráteres de gas de Darvaza. En la capital, Asjabad, podrás ver opulentos palacios de mármol y cúpulas doradas

Irán

Irán es un país lleno de contrastes y espectaculares templos que rebosan historia. La Ruta de la Seda pasaba por ciudades como Bam y Tabriz.  En Bam todavía sobrevive una fortaleza de adobe (Arg-é Bam), construida hace 2.000 años, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tabriz cuenta con la Mezquita Azul y el Gran Bazar, incluido como Patrimonio Mundial UNESCO en 2010.

Además, en la ajetreada capital, Teherán, podrás explorar bonitos bazares y mezquitas; en Isfahán, la capital cultural del mundo islámico, fascinarte con un maravilloso conjunto arquitectónico formado por la mezquita del Shah, la del Jeque Loft Allah y el refinado palacio de Ali Qapu. Y en la antigua capital del país, Persépolis, podrás ver su impresionante complejo de palacios.

Viaja a Irán con Tarannà Viajes con Sentido

Turquía

Estambul, la capital histórica y económica de Turquía, era uno de los extremos del mapa de la Ruta de la Seda. Es un lugar que empuja a perderse por sus palacios, mezquitas y bazares. Su atractivo principal es la ciudad vieja, llena de monumentos fascinantes, como el palacio Topkapi, la mezquita Azul y la de Süleymaniye, y el museo de Santa Sofía. Otras principales ciudades turcas son Esmirna y Ankara, la capital del país, que combinan modernidad y patrimonio histórico.

Sin duda, no hay que perderse la Capadocia, región situada en el centro del país y declarada Patrimonio de la Humanidad por tener una formación geológica única en el mundo y por su patrimonio histórico y cultural.

Viaja a Turquía con Tarannà Viajes con Sentido



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: