93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes



POLONIA – Auschwitz. por pilar blasco

4 Ene 11    Cuadernos de viajes    Tarannà    Sin comentarios

“Vé erguido entre los que están de rodillas

entre los que vuelven la espalda y los derribados en el polvo

te salvaste no para vivir

tienes poco tiempo has de dar testimonio”

aus

AUSCHWITZ

A casi nadie, el nombre de Oswiecim le dice nada, pero ocurrió que en la primavera de 1940 sería cambiado por el chasquido del látigo germánico en Auschwitz perdiendo sus resonancias sacras (swiety significa santo en polaco) y convirtiéndose el la referencia universal del genocidio.

La estación de ese pequeño pueblo se convirtió en la última parada de miles de viajeros que no querían serlo.

La entrada al campo de KL Auschwitz II-Birkenau es impresionante; una vía de tren y un punto final. Un cielo azul, una inmensa extensión verde que como un tapiz oculta las cenizas de los inocentes y un asombroso silencio.

En el linde sur, una arboleda de viejos robles, testigos dolientes del pasado. Abrazo uno de ellos y a través de su rugoso tronco puedo sentir el lamento de las víctimas. Todavía se preguntan ¿por qué?. El dolor, la angustia, la incertidumbre y el miedo aún flotan en el aire como una gran burbuja indeleble.

En la era de los grandes acontecimientos y de la vergüenza eterna para el ser humano, después del inmenso dolor y del sufrimiento de las víctimas, del intento universal de comprensión profunda de los hechos y de todo lo sucedido después de todo ello cabe pensar en las individualidades, en cada una de las víctimas.

Sus ilusiones, sus sueños truncados, sus esperanzas, su vida… en la Historia son olvidados y se pierden en el mar de números y estadísticas monstruosas… es la hora del propio dolor, del dolor proveniente de esas heridas sin cauterizar de personas que no tuvieron una oportunidad. Es necesaria la conciencia que se acerca y distancia en un momento para recordar y recordar…

Todos sentimos con el corazón encogido el sufrimiento de esas almas arrebatadas violentamente a la vida.

¿Quieres viajar en cometa?

29 Dic 10    Noticias Tarannà    Enrique González    Sin comentarios

Todos conocemos más o menos el Kitesurf. Una modalidad de surf en el que se usan cometas como medio de tracción. Un arnés te mantiene atado al cableado de la “Kite” (su denominación en inglés) y permite hacer saltos sobre las olas de varios metros de altura.
En este post te presentamos una nueva manera de usar las cometas: el Tourkitting.
Como una imagen vale más que mil palabras, y más si es en movimiento os cuelgo este video de esta modalidad.

¿Quieres viajar en cometa? Vente con nosotros a la Laponia Sueca este febrero y aprenderás a “volar” sobre la nieve.
Os proponemos este curso de Tourkitting en el que aprenderás las técnicas de manejo del kite con pulka, técnicas de adaptación al frío etc…

Laponia Sueca. Curso Introducción Tourkiting. Tarannà Trekking.

CALLEJA EN EL THORONG PEAK. TARANNA TAMBIEN ESTUVO ALLÍ.

27 Dic 10    Noticias Tarannà    Enrique González    Sin comentarios

desafio-extremo-cuatro-taranna

Nuestro buen amigo Jesús Calleja estuvo este otoño en Nepal, visitando la zona de los Annapurnas, para ascender el Thorong Peak (6.200 m) para aclimatar y a continuación lograr lo que es un record mundial, bucear en el Lago Tilicho a casi 5000 metros por primera vez.

Sigue leyendo

NAMIBIA. EN EL NAMIB. POR PILAR BLASCO

27 Dic 10    Cuadernos de viajes    Josep Rufach    Sin comentarios

NAMI

En la inmensidad del desierto hallas el silencio interior, te llenas de universo, te vacías de pequeñeces, buscas la conciencia de ti mismo y encuentras sentimientos escondidos bajo capas de superficialidad, intransigencia, egoísmo y vanidad. Sientes emociones, compartes vivencias, descubres la ternura, la comprensión y la verdadera amistad.

Como única música el viento y los sonidos de la naturaleza, te reconcilias con el mundo y hallas el equilibrio interior.

Ves la luz, la tierra… la inmensidad.

El silencio, la soledad… la inmensidad.

El horizonte,  las sombras… la inmensidad.

Cada tronco, una forma…

Cada piedra, un color…

Cada ondulación, una tonalidad…

Son únicos, son auténticos y… están ahí. Una realidad sólo comparable a la extraña belleza de un sueño.

Es un paréntesis en la vida que queda profundamente grabado en el corazón como un recuerdo que la mecánica de la memoria podría borrar pero que permanecerá para siempre como un “momento auténtico” de una vida.

Tíbet – Nepal en video por Carme y Francisco- capítulo 04

23 Dic 10    Viajes Temáticos    Tarannà    Sin comentarios

Aquí tenemos la cuarta parte del viaje al Tíbet de Carme y Francisco.
Disfrutad con estos fantásticos videos de la visita a los monasterios Tashilumpo, Shakya, Samye y Dorjidrak.

ISLANDIA. HIELO. POR PILAR BLASCO

16 Dic 10    Cuadernos de viajes    Tarannà    Sin comentarios

Ice ripple in the sand

Cuando los vikingos noruegos llegaron a estas tierras hace algo más de 1.000 años, lo primero que vieron, fue hielo y más hielo; así que la llamaron Iceland (tierra de hielo)… no podían imaginar que en su interior corrían ríos de fuego que pugnaba por emerger y derramar toda su energía sobre la faz de la tierra. Hielo y fuego… fuerzas que se alternan en mostrar su poderío en esta tierra única, extraña y viva.

El 11% de su territorio es hielo, y en invierno, casi todo el país se cubre de blanca nieve.

El glaciar Vatnajökull con 8.400 km2 es mayor que todos los glaciares de Europa juntos, llega a tener hasta 1.000m de espesor y es el centro de una gran actividad geotérmica, con volcanes cubiertos de hielo.

¿Cómo se puede valorar esto?… mirándolo atentamente, se me ocurre pensar en el Salto Angel, la caída de agua más alta del mundo de 979m y trato de imaginar aquella impresionante altura… en hielo!!! Buff!!! Increíble. ¿Cómo serán los cristales de hielo más profundos?… me gustaría verlos, navegar a través de ellos en una corriente fría, transparente y límpida…

Contemplando esa inmensa extensión blanca, me doy cuenta de que cuando no hay miles de estímulos alterando el momento, todo se apacigua y se convierte en un acogedor silencio que propicia la introspección.

Hielo, nieve… blanco, azul… uniformidad sin fin.

Desaparece el horizonte… cielo y hielo se funden, lejos, muy lejos…

Nada, nadie… sólo yo, conmigo…

Ese manto blanco, podría ser como la gran pantalla de nuestra existencia. En la vida diaria, nuestra mente crea realidades constantemente a través de obligaciones, necesidades, deseos, compromisos… estamos abocados a un “vivir” desenfrenado sin pausas ni sosiego… unas secuencias que proyectamos sobre esa pantalla blanca… cada uno crea su propia película de vida.

Si fuéramos capaces de tener un minuto para “darnos cuenta” de la pantalla en blanco, no sentiríamos vacilación alguna ni inquietud. Confiar y desprenderse de los apegos a las formas; desprendernos de relaciones, ideas, objetos, emociones, ofensas y cargas… encontrar la base sobre la que descansa la esencia.

Este mar de hielo, me invita al sosiego… fuera, sólo blanco silencio, dentro… profunda paz interior que nada puede alterar y me acerca a la verdadera esencia de todas las cosas. Siento la seguridad de que puedo perderlo absolutamente todo, pero nadie podrá quitarme jamás lo que se halla en mi interior.

Puede que el hielo, la nieve, ese frío intenso, el fuerte viento en el rostro, provoquen una sensación de malestar, de infinita soledad y de vacuidad, pero para mi, es el reflejo de algo grande, profundo, verdadero y hermoso…

Es entonces cuando acaba la noche.

Hielo, frío… ártico, antártico… recuerdo ahora el poema de Neruda, Piedras Antárticas:

Allí termina todo
y no termina:
allí comienza todo:
se despiden los ríos en el hielo,
el aire se ha casado con la nieve,
no hay calles ni caballos
y el único edificio
lo construyó la piedra.
Nadie habita el castillo
ni las almas perdidas
que frío y viento frío
amedrentaron:
es sola allí la soledad del mundo,
y por eso la piedra
se hizo música,
elevó sus delgadas estaturas,
se levantó para gritar o cantar,
pero se quedó muda.
Sólo el viento,
el látigo
del Polo Sur que silba,
sólo el vacío blanco
y un sonido de pájaro de lluvia

sobre el castillo de la soledad.

(Glaciar Vatnajökull. Islandia. Agosto 2007)

TIERRA, AGUA, FUEGO, HIELO…

Tierra, agua, fuego, hielo… me doy cuenta que depositando mi mirada sobre ese mundo, recorriéndolo con mis pasos, respirándolo, tocándolo… su sonido resuena en mi corazón y me permite observar la vida más allá del círculo que encierra mi cuerpo.

Como una gota de tiempo, veo

la tierra, la luz…

el agua, la esperanza…

el fuego, la fuerza…

el hielo, la soledad…

El cielo mantiene su vacuidad infinita para que la tierra, con sueños, construya en él su paraíso

Puedo ver las posibilidades ocultas del mundo y a través de él, juntar todos los silencios para permitirme amar con apremio, lo que desaparecerá en un instante.

Deseo estar en armonía con el sonido callado de la existencia…

Deseo despertar cada mañana y preguntarme de que color es el viento…

Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: