93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

Greenpeace dice que Brasil ‘abre espacio para el avance de la deforestación’

9 Dic 11    Tarannà Responsable    Tarannà    Sin comentarios

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Ambientalistas brasileños fueron unánimes este miércoles en rechazar el texto del nuevo Código Forestal, aprobado por el Senado en la noche de este martes con un 70 por ciento de votos favorables.

“Día de la Vergüenza”, afirma este miércoles en un comentario publicado en su página web la organización Greenpeace, al recordar que el proyecto fue aprobado un día después de que el gobierno brasileño anunciara que la destrucción de bosques amazónicos entre agosto del año pasado y julio último cayó a su menor nivel en 23 años, al totalizar 6.238 kilómetros cuadrados.

Según el director de la campaña Amazonia de Greenpeace, Paulo Adario, el texto aprobado “es muy malo”, ya que “abre espacio para el avance de la deforestación”.

“Los científicos y el Ministerio Público ya dijeron que este Código Forestal no es bueno para el medio ambiente y será cuestionado jurídicamente. Para que no haya un desastre ambiental en el país, la presidenta Dilma (Rousseff) debe cumplir sus promesas de campaña… y vetar el proyecto”, agregó.

Asimismo, la ex-ministra brasileña de Medio Ambiente, Marina Silva, quien participa en Durban en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático, dijo que el proyecto aprobado anoche “dificultará mucho el cumplimiento de las metas brasileñas” de reducir en entre un 36,1 y un 38,9 por ciento, hasta 2020, las emisiones de gases causantes del llamado efecto invernadero.

En declaraciones al portal brasileño G1, Silva argumentó que el texto “concede amnistía a los deforestadores, reduce la protección y en el futuro ampliará la deforestación”.

“Claro que todavía nos queda la presidenta Dilma, porque ella asumió el compromiso de vetar cualquier disposición que suponga aumento de la deforestación y amnistía para los deforestadores”, agregó.

El texto que salió del Senado exime del pago de multas a terratenientes y agricultores responsables de deforestaciones ilegales realizadas hasta 2008, siempre y cuando asuman el compromiso de recuperar las áreas de bosques destruidas.

Los pequeños propietarios rurales (áreas de hasta 400 hectáreas, según el estado) también quedan liberados de recuperar las áreas deforestadas ilegalmente.

Además, el proyecto reduce de 30 a 15 metros el área de vegetación original que debe ser preservada a orillas de ríos con hasta diez metros de ancho, lo que, según los ambientalistas, genera un riesgo de aumento en el número de catástrofes naturales, como inundaciones y derrumbes de tierra.

Otro punto polémico es la reducción del área de reserva forestal obligatoria, que por el Código actual llega a un 80 por ciento en la Amazonia, a un 50 por ciento en los estados donde unidades de preservación y/o tierras indígenas ocupen más del 65 por ciento del territorio, lo que afecta al amazónico estado de Amapá.

Pese a las críticas, la ministra brasileña de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, afirmó que el proyecto elaborado por el Senado fue “un avance”, y demostró que “es posible conciliar generación de renta con sostenibilidad”.

Teixeira dijo que el gobierno seguirá “dialogando y negociando”, con miras a la nueva votación del código por parte de la Cámara de Diputados, en la última etapa de la tramitación legislativa del proyecto.



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: