93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

La experiencia de un Viaje en Familia a Senegal. Entrevista a Xavier Gil

30 Oct 18    Curiosidades viajeras, Información de interés, Tarannà Familias    Tarannà    Sin comentarios

Viaje en Familia a Senegal

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Nuestro compañero Xavier Gil, especialista en viajes por África, ha vivido este verano la preciosa experiencia de un viaje en familia a Senegal. Si piensas compartir un viaje especial con los tuyos, lee atentamente esta amena entrevista, seguro que te inspirará.

Rememorando su primer viaje a Senegal de hace 24 años, Xavier tenía la ilusión de repetirlo con su esposa e hijas para compartir con ellas unas vivencias viajeras excepcionales y para observar la evolución que se hubiera producido, en los diversos ámbitos, durante este período de tiempo en este país africano. Esta es la crónica de un viaje en familia a Senegal inolvidable.

– Cuéntame Xavi, ¿cómo se planeó este viaje?

Tenía mucha ilusión en realizar un viaje vacacional con mi familia a África, que es mi pasión. Uno de mis principales objetivos era que mis hijas tuvieran un primer contacto potente con el África étnica y la elección fue un itinerario por Senegal.Viaje en Familia a Senegal
– ¿Por qué Senegal?

Por diversos motivos, todos ellos importantes para mí. En primer lugar porque se trata de un país estable que posee unas estructuras mínimas aceptables y un nivel de seguridad total. Quería una experiencia en la que el contacto con la población fuera muy cercano y comprobar como el grupo familiar asimilaba un viaje de estas características. Y a nivel personal, tenía una gran ilusión por volver a visitar Senegal a donde había viajado por primera vez hace 24 años.

– Y parece que fue ayer…

Sí, el tiempo no se detiene y los años pasan. Me alentaba mucho revivir aquel viaje que tanto me impactó. La idea clave era caer en lugares que había visitado hace 24 años e intentar contactar con gente que conocí entonces.

– Comprobar los cambios en dos docenas de años en un país como Senegal sin duda que habrá sido interesante…

Por supuesto y en gran parte también este era otro motivo para el viaje. Aparte de que a nivel personal, por deformación profesional, también me interesaba mucho observar la evolución del país y así poder después transmitir, en mi ejercicio laboral, los inputs recibidos a la gente interesada en visitar Senegal.

– ¿Diseñaste tú mismo el recorrido o utilizaste una ruta establecida?

El itinerario lo diseñé personalmente y con la minuciosidad que me da mi conocimiento de la zona, para un viaje de 16 días que íbamos a realizar los cuatro. Mi empeño era que pudiéramos conocer las zonas más interesantes del país, así como las de mayor atractivo turístico. Lo dicho, aunar la satisfacción personal con la labor profesional.

– Pues me encantaría que me lo describieras en sus etapas clave…

Claro. La primera novedad para mí fue la llegada, puesto que ahora se recala en el nuevo Aeropuerto Internacional Blaise Diagne que ha sustituido hace apenas unos seis meses al vetusto Léopold Sédar Senghor anterior. Realmente les hacía falta este nuevo aeropuerto que se ubica a unos 50 kilómetros de la capital Dakar.
Justo 3 kilómetros frente a Dakar está la isla de Goree, que fue tristemente importante por ser durante más de cuatro siglos la ubicación del mercado más importante de esclavos que se destinaban principalmente a América. Vistamos la Casa de Esclavos que es actualmente un museo de gran interés para rememorar y concienciarse de lo que fue la esclavitud, una de las peores infamias de la historia de la humanidad. La “Puerta de no retorno” impresiona al pensar que los seres aprehendidos para transformarlos en esclavos, cuando la cruzaban ya no volvían jamás a su casa. La isla fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. Lo que pasó en Goree es algo que no debemos olvidar jamás.Viaje en Familia a Senegal
– Un inicio bastante serio del viaje, ¿no?

Sí, pero por fortuna el viaje estuvo sobre todo lleno de buen humor y alegría. Después conocimos los interiores de la capital Dakar con su puerto, sus mercados, sus comercios y su bullicio.

– Nos vamos de Dakar, hacia…

Al día siguiente nos fuimos al Lago Rosa, famoso por haber sido el final del gran Rally París-Dakar hasta que se trasladó a América del Sur. El lago debe su nombre al color rosáceo que adquieren sus aguas, especialmente durante la estación seca. Es un lago con un alto contenido en sal, rodeado por una zona de dunas. Un lugar curioso de ver, así como las actividades relacionadas con la sal de las que viven nativos del lugar.

– ¿Viven de la sal?

Sí, es un lago tan salado que no alberga vida y su riqueza es precisamente la sal. Hay gente que se dedica a extraer la sal del lago y después la comercializan. Es muy curioso porque son modestos trabajadores particulares y la venden guiándose por una especie de medida muy suya que se hace con una especie de barreños.

– Curiosa medida, ¿no?

Cada persona que se dedica a esto, coloca la sal en pilones y cada pilón corresponde a la capacidad de esta especie de barreño que constituye la medida. Encima de cada pilón colocan una concha y así quedan marcados. El comprador compra tantos montones de sal como desea.Viaje en Familia a Senegal

– No sé si se divertirían mucho tus hijas con los montones de sal…

Les pareció curioso, pero el ritmo del día aumentó lo suyo con la excursión en Boogie por las dunas. Puesto que éstas bordean el mar, ves playas completamente vírgenes y desiertas. Una experiencia muy divertida subir y bajar las dunas con los boogies, lo pasamos muy bien.Viaje en Familia a Senegal

– Sigamos con el recorrido de vuestro viaje en familia a Senegal…

Después fuimos a pasar la noche en el desierto de Lompoul. No es que sea un gran desierto, más bien es una pequeña zona de dunas y existe un espacio donde están habilitadas unas jaimas. Fue una noche preciosa en la que presenciamos una bonita puesta de sol sentados en las dunas. Ya después dormimos en la jaima tras disfrutar de una actuación con percusión africana a base de tambores tradicionales y bailes con candiles.Viaje en Familia a Senegal

– Un día intenso ciertamente.

Fue un día perfecto para un viajero y toda la familia lo disfrutamos mucho. Al día siguiente nos pusimos rumbo a St. Louis, una de las ciudades más importantes de Senegal, en su costa noroeste y antigua ciudad colonial francesa. El río Senegal cruza y divide la urbe y en el medio existe una isla central que es accesible por dos puentes, uno de ellos construido por Gustave Eiffel el ingeniero de la mundialmente famosa torre parisina. La verdad es que St. Louis es una ciudad bastante decrépita con edificios muy dejados, pero esto al mismo tiempo le da un encanto particular y es agradable pasear y gozar del ambiente de la población.Viaje en Familia a Senegal

– ¿Qué es lo más reseñable del lugar?

El mercado de pescadores. Básicamente viven de la pesca y es bonito de visitar, viendo las barcas de colores de los pescadores senegaleses que se denominan pinazas.
Allí existe una formación muy curiosa de una lengua de tierra que separa el Océano Atlántico del río. Lo más peculiar es que en un lado de esta estrecha lengua de tierra el agua es salada y en el otro es dulce.Viaje en Familia a Senegal

– Ciertamente curioso, un lugar verdaderamente original…

En esta zona se extiende el Parque natural de la Langue de Barbarie, y junto con el Parque Djoudj que se halla más al norte, constituyen una reserva ornitológica muy importante -la tercera del mundo- puesto que es zona de paso de la emigración de las aves que vienen de Europa, aunque cuando estuvimos no es la mejor época para observar las migraciones de aves. En diciembre es cuando se reúnen pelicanos, garzas, cormoranes, cigüeñas, chorlitos, zarapitos, flamencos, etc.Viaje en Familia a Senegal

– Sin duda que es un lugar bonito de ver…

La pena es que mucho me temo que se va a estropear esta preciosa zona en pocos años.

– ¿Por qué?

A raíz de unas inundaciones que se produjeron hará un par de años, se abrió artificialmente una grieta de unos 4 metros de anchura para que el agua acumulada fuese a parar al océano, pero en este período de tiempo el océano ha penetrado con fuerza y ha expandido los 4 metros… ¡hasta 7 kilómetros! Así que se está comiendo literalmente el río y la reserva natural.

– Caramba, ¡qué lástima! A ver como lo solucionan.

Lo veo complicado.

– Bien, continuemos con vuestro viaje…

Proseguimos hacia el interior con parada en Touba, una ciudad santa musulmana situada en el corazón geográfico de Senegal. Los líderes de los clanes musulmanes de la región se denominan Marabús y allí existen varios, cada uno con su zona de influencia. El Marabú de Touba es de los más importantes y la Mezquita de Touba es la más grande de toda África Negra, siendo un lugar de peregrinación para muchos musulmanes de la zona y alrededores.
Tras esta interesante etapa, continuamos nuestro itinerario hacia el sur para llegar a la región de Casamance.Viaje en Familia a Senegal

– Por ahí en medio está otro país, ¿cierto?

Exacto, entre el norte de Senegal y Casamance se extiende Gambia, así que tuvimos que atravesar esta pequeña nación. Pero únicamente existen dos puntos por los que se puede atravesar el río Gambia que cruza aquel país. Nosotros lo hicimos con ferry por Mansa.
El problema fue que nos encontramos con unas colas brutales porque nuestro paso por allí coincidió con la Fiesta musulmana del Cordero, en la que todos van hacia su casa para celebrarla con los suyos.Viaje en Familia a Senegal

– ¿Mucha espera entonces?

Bastante, tardamos unas cinco horas y media en poder pasar y suerte de las gestiones y de los contactos personales de nuestro guía Jacques, porque de lo contrario hubiéramos tenido que esperar no sé cuánto tiempo. Por cierto, ya que le he mencionado, aprovecho para decir que nuestro guía conductor Jacques fue un excelente profesional durante todo el viaje.Viaje en Familia a Senegal

– Bueno, por fortuna no se tarda demasiado en atravesar Gambia, ¿o sí?

No demasiado, pero lo singular del caso es que tuvimos que pasar la frontera para salir de Senegal y también para entrar a Gambia y viceversa al llegar al otro lado, así que en apenas siete horas tuvimos que pasar cuatro pasos fronterizos. Una particularidad un poco cargante dentro de nuestro feliz viaje en familia a Senegal.

– Vale, pues llegar a Casamance ya tuvo su mérito, cuéntame qué disfrutasteis en dicha región.

Es un lugar muy auténtico y peculiar. Allí coexisten dos etnias principales y la mayoritaria es la Diola. Nos dirigimos a Zinguinchor, la capital de la región, puesto que además es el punto ideal de salida para ir a conocer toda la zona.Viaje en Familia a Senegal

– Creo que la gente de esta zona habita un tipo de casas muy característico, ¿cierto?

Para nosotros es peculiar, pero para ellos es lo más natural. Habitan en unas chozas que constituyen un tipo de construcción característico del lugar y únicas en toda África.
De hecho existen dos tipos de construcciones diferentes. Uno es el de las casas de adobe pero típicamente africanas con su techo de ramas, muy curiosas de ver. El otro son las chozas impluvium, llamadas así porque en su tejado tienen una especie de abertura que recoge el agua en un depósito, como una especie de piscina interior, para cubrir lo mejor posible sus necesidades.Viaje en Familia a Senegal

– Más curiosidades del lugar…

En Oussouye tienen un rey local. De hecho existen diferentes reyes en muchas localidades de la zona. En la población que te he citado, el rey es sagrado y es elegido por el pueblo que le dispensa un gran respeto por todas las personas. Es una figura con relevancia política y también administra justicia en casos de conflicto. Si deseas hablar con él, pides audiencia y te recibe.Viaje en Familia a Senegal

– Y en cuanto a la religión, ¿sigue predominando la musulmana?

Sí, son musulmanes pero de una forma particular, ya que no han perdido la esencia animista proveniente de sus ancestros y siguen realizando sus ritos. La isla Hitou es conocida como la de los fetiches. Un fetiche es algo sagrado para ellos y la gente pone fetiches para pedir todo: salud, suerte, que llueva, etc. Se celebran diversas fiestas y sacrificios para sus prácticas religiosas, pero en cada casa tienen sus propios fetiches ubicados en un lugar preferente.Viaje en Familia a Senegal

– Seguíais acumulando vivencias y experiencias intensas, ¿cómo lo llevaban tus hijas?

Muy bien, aunque lógicamente a su edad hay cosas que te cansan un poco. Por eso nuestro viaje prosiguió hasta la desembocadura del río Casamance, donde disfrutamos de dos días de playa. Estuvimos en la isla Carabane en un hotelito delante de la playa, que es un lugar fantástico con poco turismo. Desde allí pudimos visitar varias islas y poblados.

– Magnífica decisión para cambiar un poco el ritmo, ¿no?

Así es, porque un viaje de vacaciones tampoco puede ser estar únicamente moviéndote para ver más y más lugares. Después continuamos la ruta hacia el interior hasta el país Bassari, cuyo nombre se debe a la etnia que puebla el lugar y que está más aislada y centrada en la parte sudeste del país.
Pero antes, más o menos en la zona intermedia de la etapa hasta Bassari, efectuamos una parada en Velingara, donde existe una ONG en la que trabaja Toni, un cliente y amigo de Tarannà. Se trata de un proyecto para ayudar a salir adelante a niños recién nacidos con problemas de desnutrición, hecho que desgraciadamente sigue produciéndose allí. Para ello cuentan con un centro hospitalario gestionado por monjas, donde se atiende a los niños y también se cuida a sus madres. Me gustó mucho poder visitar el centro y es una experiencia potente ver cómo trabaja esta ONG. Admirable. Hacen falta muchas acciones solidarias en Senegal.

– Llegar a esta parte de Senegal creo que era algo verdaderamente especial para ti.

Efectivamente. Llegamos a la ciudad Kédougou, centro de la etnia Bassari, aunque también existe allí un subgrupo de la misma que es la etnia Bedik. La etnia Bedik y también la Peul son los residentes dominantes de la zona. Visitamos la aldea Ibel, donde puedo decir que hace 24 años, fue cuando yo me enganché absolutamente a África. Recuerdo que en mi primer viajé recalé allí, dormí en una choza y esto me marcó para siempre.Viaje en Familia a Senegal

– Y siendo un momento muy especial para ti, también ocurrió algo realmente muy especial…

Sí, una historia verdaderamente preciosa y excepcional. Recuerdo que hace 24 años conocí a un chico de unos 10 años de edad, llamado Tamba y que, con una espontaneidad total, nos atendía y guiaba por el lugar. Allí Tarannà inició su primer proyecto solidario, en el que Tamba fue protagonista. Pasados tantos años, me encontré con experiencias enlazadas con ello y surgidas espontáneamente para transformarse en algo absolutamente especial, bonito y muy curioso.
Prefiero dejar esto aquí, porque se trata de una historia tan increíble que merece una atención específica dedicada a Tamba que puedes ver en este enlace y que tiene aún preciosas páginas para añadir al relato.Viaje en Familia a Senegal

– Esperaremos con ganas este relato y seguro que nuestros amigos y clientes de Tarannà estarán pendientes de ello.

Sí, ya veréis que vale la pena de verdad. Después de esta vivencia tan especial para mí, continuamos nuestro viaje en familia a Senegal para visitar otro tipo de paisaje muy bonito de ver. La Cascada Dindefelo, que está dentro de una selva y te ofrece el espectáculo visual de la caída de agua desde 40 o 50 metros de altura. Además allí, en Kédougou se halla una reserva de chimpancés, con el centro erigido por la famosa doctora Jane Goodall, antropóloga, primatóloga y gran estudiosa y protectora de los chimpancés. Paseamos durante una hora por una naturaleza espectacular, cruzando ríos, para completar una excursión muy bonita e inolvidable para toda la familia.Viaje en Familia a Senegal

– Y de la selva, de nuevo hacia la costa…

Ya iniciando el camino de regreso, volvimos hacia la costa hasta recalar en Toubacouta, localidad que se encuentra en el delta del Río Saloum, en una zona llena de manglares (vegetación que está dentro del agua) y que es asimismo una zona de gran relevancia ornitológica.

– La última parte del viaje, ¿cómo la vivisteis?

De relax absoluto, que también tocaba ya. Visitamos islas preciosas y casi desiertas. La isla de las Conchas, la isla de los Pájaros, llamada así porque todos los pájaros acuden allí a dormir, un hecho verdaderamente curioso que puedes observar desde una barca. Existe auténtico overbooking de aves e incluso ves cómo algunos pelean por coger su sitio para dormir.
Ya de regreso a Dakar acabamos en Saly Portudal, la zona más genuinamente turística de Senegal, donde disfrutamos de dos días de relax en un resort.Viaje en Familia a Senegal

– ¿Alguna última cosa, Xavi?

Bueno, por último citaré la visita a la Reserva Natural Bandia, acotado privado de fauna africana. Un lugar fantástico para observar de cerca todo tipo de fauna, puesto que no es un zoo ni nada parecido, sino un espacio abierto donde viven los animales. Rinocerontes, cebras, jirafas, antílopes, monos, cocodrilos, etc. Eso sí, no hay ningún tipo de depredadores. Y con los dos días de relax citados, terminó nuestra gran aventura familiar en Senegal.Viaje en Familia a Senegal

– ¿Algo más que añadir?

Creo que he relatado lo más significativo de nuestro viaje. Evidentemente que hay muchas otras cosas que se podrían contar, pero para captar la esencia pienso que está narrado lo principal.
Lo que sí diré para finalizar es que ha sido una experiencia absolutamente maravillosa compartirlo con mi mujer y mis dos hijas. Yo que he afortunadamente he viajado mucho y he emprendido algunos viajes de auténtica aventura, he disfrutado totalmente de este viaje en familia a Senegal. Es una vivencia inolvidable para todos nosotros que siempre perdurará en nuestra memoria.

– Pues muchísimas gracias Xavi por compartirlo con todos nosotros.

Ya lo sabes, si quieres ir a Senegal, o a cualquier otra parte de África, poca gente podrá aconsejarte mejor que Xavier Gil, un enamorado total del continente africano y experto en muchos de los mejores destinos que allí podrás encontrar. Xavi y Tarannà Viajes con Sentido te esperan para conducirte a tu aventura por África.Viaje en Familia a Senegal

 

¿Has viajado a Senegal?
¿Tienes pensado realizar un viaje especial en familia?
Compártelo con nosotros.



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: