93 411 83 73

HORARIO TELEFÓNICO: DE 9:30h A 13:30h

Blog de viajes

COSTA RICA-Metamorfosis de un viaje. POR MAR

12 Abr 11    Cuadernos de viajes    Ferran    Sin comentarios

arenal
Mi primer vuelo al aeropuerto  Juan Santa María fue hace 6 años, recuerdo que una de las cosas que más me impactó fue el tamaño de los árboles, teniendo en cuenta que estaba aterrizando a inicios de Enero, el abanico de colores de esos hermosos gigantes dibujaba unos paisajes ya de por sí de un verde exultante, de brillantes naranjas, rosas, amarillos, morados…esa percepción visual de las montañas abrazando la ciudad me pareció muy acogedora, hoy aún lo siento así.
Después uno a uno mis sentidos iban despertando a otros sonidos como el llamado del estridente zanate, o la cadencia ronca de los motores de los grandes trailers al decelerar, las sirenas de los carros, el tren colándose sibilante entre las callejuelas…
Más tarde el sonido de las palabras (los fonemas) desconocidos para mí, también entraron a  parte de esa orquesta recién formada…las eses, las erres, con vocablos entre medias a modo de bastón que sirve de apoyo para iniciar  una frase, para dejar colgada otra o simplemente para terminar como el bendito “zarpe”!!!
En cuanto a la acogida del tico tengo muchos calificativos para designar al embajador por excelencia de las buenas maneras…;Respetuoso, amable, educado, risueño, al que le delata un defecto de las muchas virtudes;le da pánico dar un NO por respuesta, el tico es (por lo general y a grandes rasgos) una persona que no le gusta contradecir, no le gustan los conflictos, de ahí que sea una república democrática SIN ejercito, y teme “caer mal” o en ocasiones si es alguien que da un servicio, perder el cliente…
Al igual que alabo las múltiples virtudes de Costa Rica, también creo justo señalar sus defectos, espero que nadie se ofenda.

El riesgo de no emplear el  NO a tiempo puede  acarrear otros problemas o inconvenientes como crear  falsas esperanzas o simplemente hacer perder el tiempo…
Es por así decirlo una particularidad del tico, la cual tiene sus ventajas y sus desventajas
dependiendo de la relevancia del momento o hecho en sí.
Por lo  demás el tico es hospitalario, educado, le gusta agradar, impaciente manejando y le traen por el camino de la amargura las tediosas presas…pero pregunto…¿alguien puede nombrarme una ciudad en hora punta SIN presas o atascos??
Prioriza en los valores humanos, el respeto a sus mayores, el respeto al medio ambiente y al prójimo, la familia, los amigos, valora por encima de otras cosas, el tiempo empleado en ellos.
Comulga con el dicho “Trabaja para vivir, no vivas para trabajar”excelente opción con la que me identifico y espero asumirla en mi forma de vida en un breve espácio de tiempo.
Volviendo a la ciudad sin “direcciones”, en la que las distancias se miden en metros y
los lugares se encuentran con otros puntos de referencia…Lo gracioso es cuando no conoces esos puntos de referencia que supuestamente tienen que darte la pista del lugar!!!…
Otra cosa que llamó mi atención  era alzar la vista y no ver edificios altos, sino altas y
frondosas montañas… aún así yo venía de Barcelona, con las connotaciones negativas que conlleva  una gran ciudad y no tenía demasiadas ganas de permanecer en otra aunque fuera muy distinta; por eso  procuraba pasar el menor tiempo posible sirviéndome de “base de operaciones” para organizar mis excursiones,siempre sola, por libre y a lugares poco o nada turísticos: Río Celeste,Caño Negro,Palo Verde, Mata redonda,Bosque alegre, Rincón de la Vieja, Santa Elena, Santa Rosa, combinado con algo más turístico Caribe Norte (Tortuguero) Caribe Sur (Puerto Viejo, Cocles, Punta Uva, Cahuita, Manzanillo…etc…) hasta llegar a la frontera con Panamá..

Mi entrañable Guanacaste, ardiente, seco, bañado por el mar Pacífico y cuajado por playas en las que se intercala arena blanca (playa Pencas) con arena mucho más oscura (Bahía Potrero).La península de Nicoya, otra gran Joya, como su hermana Menor (por tamaño) Península de Osa, lugar que no cejaré en el empeño de recomendar para dedi-carle un libro entero…Fabul-OSA!!!
Pero para no desviarme de mi “sendero” narrativo y no despistarme en el recorrido de tantas bellas playas, coordilleras, volcanes, cataratas y demás bellezas naturales de este chiquitico pero intenso país, quiero responder a tantos que todavía hoy me preguntan;

¿Por qué escogiste Costa Rica para cambiar el rumbo de tu vida?

Me remonto a mi adolescencia cuando escuchaba embobada a mi padre contar sus “aventuras” con sus amigos en este bello país, me  fascinaba especialmente todo lo
que hiciera referencia a los animales y al  encuentro con ellos, cuando aún era relativamente fácil ver un puma (león breñero) descansando bajo la sombra de un higuerón.
Ó cuando en los ríos era fácil ver gupis, así los conocí yo en España,no sé que nombre
les dan acá a esos pececitos con colas de colores que podían encontrarse en riachuelos de aguas cristalinas..

Resumiendo  (para no aburrirles, como dicen aquí) es que desde pequeña mi pasión cualquier  ser vivo creció conmigo, era de esas niñas que en lugar de jugar con muñecas, se dedicaba a recoger “todo bicho viviente” que se cruzaba por su camino, y providencialmente eran muchas las ocasiones en las que un animalito necesitaba de mis cuidados…para luego ser liberado, eso siempre!!!
Volviendo a mi padre,él se crió en Costa Rica,vino con su familia a quedarse durante unos años mientras mi abuelo (ingeniero de la Dos pinos; Empresa de lácteos de gran prestigio en la actualidad) montaba las máquinas e instalaba los equipos para procesar los productos.
Tras pasar unos 10 años en Costa Rica, regresaron a Madrid donde terminó sus estudios y se casó con mi madre…
Creo que él me transmitió esa pasión, que ya venía impresa en mi ADN…
El resto fue curiosidad.
Ya de adulta pensé en la posibilidad de conocer aquel país del que tantas maravillas había oído hablar e intuía lo que luego fue una metamorfosis que se inició desde mi interior.
Año tras año, mis sentidos se agudizaron, la madre tierra me enseñó a sentir, de dentro hacia fuera, a percibir los movimientos antes de  que se produjeran,mis ojos ampliaron su panorama de visión, su perspectiva.Descubrí el sonido de mi propia respiración, porque la oía a cada paso que daba entre los bejucos, entre las gambas de hermosos ejemplares cuyas copas no lograba alcanzar sin ayuda de unos prismáticos,…Y tanta vida, esa Pura Vida, cobró sentido.
Sólo tenía que dejar que las capas de prejuicios, de miedos, de apariencias, de temores, de rutina, fueran desprendiéndose de mí. No fue de un día para otro, fue parte de un proceso un proceso en ocasiones doloroso, porque descubrí lo frágil que era, lo vulnerable, lo pequeña e indefensa que podía ser nuevamente con mi piel nueva. Cualquier guiño de la Naturaleza, me conmovía. El mágico y grácil vuelo de la Morpho al pasar entre retazos de sol y sombra…las siluetas de un sincrónico escuadrón en la arena… esos magníficos planeadores de blanca espuma, de cielo y sal…no es difícil adivinar que los  pelícanos quería nombrar…buchones también les podéis llamar.
Y por nombrar sólo algunos de los habitantes de este vital país os enumeraré los primeros que acudan a mi mente;
Perezosos, Martillas, Guatusas, Zopilotes, Armadillos,Tucanes, Congos, Pizotes, Murciélagos, Mosqueritos, Bolseros,Tangaras, Colibríes,Boas, Jabirú, Cascabel, un suma y sigue que  completa el  5% de biodiversidad de todo el planeta tanto en flora como en fauna.
Y llega la noche iluminada  por pequeños puntos de luz que se desplazan con movimientospausados, sin prisas, luciérnagas que te indican donde poner los pies. En ese titilante baile de luces, se escuchan  infinidad de sonidos en su mayoría ranitas, bellísimas, huidizas, cada vez  más difíciles de ver…De pronto una  pipa cae de una palmera, o tal vez una martilla la dejó caer ya mordisqueada.

Y de nuevo llega un amanecer cargado de sorpresas, un soterrey se encarga de “despertar” con su penetrante llamado, le siguen los juegos de las alborotadoras ardillas o chizas, algún que otro basilisco asoma la cabeza con un meneo un tanto cómico…y al baile se le suman,  cientos de insectos; mariposas, arañas, chicharras ó cigarras e infinidad de aves de increíbles colores  y a esa cita no puede faltar el aullido inolvidable del Congo…Y a  cada paso, un nuevo descubrimiento, un camino de hormigas portando en su febril marcha trocitos de hojas,cientos de ellas en  sendas direcciones…tal vez estemos refiriendonos a las devoradoras zompopas.
Y en todo este aparente caos,mientras un ermitaño sale de un caparazón prestado…observo y  medito:

Todo tiene un orden, un orden natural, un orden que no precisa ni requiere de la intervención del hombre, un orden donde cada cosa tiene su lugar y hay un lugar para cada cosa, cada cual desempeña una función, eslabones de una misma cadena, una cadena que NO encadena sino que LIBERA…La inteligencia Natural es ilimitada, la Naturaleza tiene sus propios recursos, sus propias estrategias para sobrevivir en condiciones poco o nada favorables…

Pero eso no significa que podamos agredirla, descomponer ese orden a nuestro capricho,
alterar ese curso vital a nuestro antojo es agredir el flujo de nuestra propia existencia…
Cuando uno aprende a observar simplemente, cuando aprende a “pedir permiso” por estar, por ocupar un lugar en ese orden es cuando estamos mostrando un RESPETO por la MADRE TIERRA.

Yo volví a recuperar a la niña que se sentía feliz al rescatar animalitos heridos o extraviados.
La Naturaleza, simplemente me ayudó a mirar en mi interior de nuevo, a caminar mirando  hacia los árboles, sintiendo cada paso con firmeza pero con tacto al mismo tiempo, me enseñó a  no temerle a las emociones,a sentir sin miedo .Por ello, cada gota de agua que me empapaba de  la cabeza a los pies era como una “ducha purificante” respirando ese aire límpido y puro…
Y mi  mente recuperaba esos momentos en los que huimos de la lluvia corriendo para no mojarnos…como si el agua doliera o quemara al caernos encima…
Hagan la prueba,la próxima vez que la lluvia les sorprenda en el bosque o en la playa quédense quietecitos o bailen o simplemente  abran la boca y dejen que la Pacha Mama les inunde el alma de Bendiciones!!

Sentir personal de la “pura vida”…

Pura vida, desde el corazón de esta tierra fértil, intensa, ardiente, exótica…armónica!
Pura vida, desde éste mi corazón, que late por ella!
Pura vida, la que recorre cada poro de mi piel, invade mis sentidos con una fuente  indescriptible de sensaciones.
Pura vida, es saludo para el alma, es dicha, es alegría por sentirse VIVO.!!

NOTA;
Un artículo de opinión publicado en un foro de Trip Advisor en internet me brindó la posibilidad de ayudar a muchas personas que por un motivo u otro tenían curiosidad
por conocer Costa Rica,mi intención sería seguir con esta gratificante labor de expresar mi sentir a través de temas de interés de y para Costa Rica.
No soy periodista, ni columnista pero estoy dispuesta a aprender y depurar en mi estilo narrativo cuantos erróres cometa para mejorar día a día.
Sólo pretendo con mucha humildad acercar de forma amena el sentir de una persona de fuera que intenta acomodarse e integrarse en la sociedad e inquietudes de los ticos.

Gracias por leerme.
Un abrazo de Agua!
MAR



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Comparte esta página:

Síguenos: