93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

Vuelta al Mundo de Récord. Entrevista a David Pujol i Piquer

27 feb 17    Consejos viajeros, Curiosidades viajeras, Información de interés, Noticias Tarannà    Tarannà    Sin comentarios

Vuelta al Mundo de Récord

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

El pasado Octubre nuestro compañero David Pujol, experimentado viajero y profesional especialista en viajes de empresa y diversos destinos como Marruecos, Estados Unidos, Finlandia o Italia demostró que en realidad su especialidad es todo el mundo y cualquier tipo de viaje, al organizar y realizar para un grupo, una vuelta al mundo para ver las siete maravillas del mundo moderno en el tiempo récord de 12 días, superando así el anterior establecido en 13. Un reto apasionante que se consiguió de forma brillante. Entrevistamos a David para que nos cuente esta excepcional experiencia.


Un Viaje de récord y de reto

- David, descríbenos esta aventura que ha constituido un auténtico reto…

Así fue. Salimos el 21 de octubre para iniciar el viaje y retornábamos a Madrid el 1 de noviembre por la mañana. El objetivo era ir a visitar las consideradas 7 Maravillas del Mundo actual en muy pocos días para constituir un récord.
El Récord Guinness en vigencia actualmente está en 13 días y nosotros lo hicimos en 12, aunque la empresa que contrató el viaje ha decidido de momento no cursar la homologación del record porque esto cuesta mucho dinero y aunque, mientras estés en posesión del mismo también obtienes recompensas en forma de premios económicos, en el momento que alguien lo supera dejas de percibirlo. Así que imagino que han decidido que la inversión requerida no les vale la pena y sus objetivos más importantes para lograr esto, que son de otro tipo, se han cubierto a su satisfacción. Pero de hecho, y también moralmente, nosotros hemos batido el récord y establecido uno nuevo. Esto es lo verdaderamente importante.Vuelta al Mundo de Récord

– ¿Cómo surgió este reto?

Este reto surgió porque contactó con Tarannà Viajes con Sentido una importante empresa dedicada al mundo de la comunicación, buscando alguien que les confeccionara este viaje. Supongo que nos localizaron por nuestra web y contactaron con nosotros vía e-mail como imagino que lo harían con otras empresas de nuestro sector. Nos preguntaron si estábamos capacitados para montarles un viaje de vuelta al mundo. Concretamente nos pidieron que organizáramos un viaje para ver las 7 maravillas del mundo moderno en un tiempo inferior a los 13 días y así conseguir establecer un nuevo récord.
El tema se delegó en mí y empezamos a hablar. Ellos trabajaban habitualmente con una agencia de viajes muy importante pero este tema no se lo sabían resolver como ellos deseaban. Me preguntaron si nosotros éramos capaces de hacerlo y yo les dije que naturalmente que estábamos capacitados; que me dijeran qué querían exactamente y yo me ponía a trabajar en el tema. Que yo les montaría el tema y si veíamos que era algo viable y que se podía efectuar, pues adelante. El tiempo requerido para hacerlo era muy justo y se habían de coordinar muchos aspectos, especialmente el tema de los vuelos y sus conexiones, además de las estancias, diversas gestiones de contacto, etc.

– Una verdadera labor de encaje y bolillos, ¿no?

Sí, sí, encaje de bolillos total porque nos salía que disponíamos de un día y medio justo, como promedio, de tiempo por maravilla.

- Y claro, tampoco están a tocar unas con otras que digamos…

Evidentemente, tal y como decía el encabezamiento de la propuesta, recorrer las 7 es verdaderamente hacer una vuelta al mundo.Vuelta al Mundo de Récord

- La organización evidentemente que no fue algo sencillo…

No, por supuesto. Se presentaban varios hándicaps. Uno de los importantes era el precio porque no podíamos montar una vuelta al mundo por trescientos mil euros por persona, por decir algo. Había que hacer el comentado encaje de bolillos: buscar con quien se hacían los vuelos, cómo coordinar las conexiones, las estancias, los horarios, etc. La verdad es que fue un poco complicado. Fácil desde luego no fue.

– Pero después todo salió bordado…

Todo salió perfecto. Se consiguió llevar a cabo el viaje con éxito. Como resultado, se logró el récord aunque sea únicamente para nuestra satisfacción moral. No sucedió ningún incidente destacable que distorsionara lo previsto, sobre todo en lo más temido: demoras que nos impidieran coger algún vuelo.

- A pesar de que habían enlaces en los que el tiempo de escala era realmente justo…

Claro, existía siempre el riesgo de perder alguna conexión, pero por suerte los tiempos previstos se cumplieron perfectamente a pesar de que en algunos países, que son realmente complicados, tuvimos algunas dificultades. Creo que puedo decir que a este respecto tuvimos toda la suerte del mundo de cara.

- Encima, no siempre ibais adelante en el tiempo porque a veces tuvisteis que retroceder por lo de los cambios horarios, ¿verdad?

Sí. Lo natural para cualquiera es ir avanzando horas en el tiempo. Cuando salimos hacia la parte asiática íbamos sumando horas, pero al ir hacia el continente Sudamericano retrocedíamos en el huso horario e hicimos un paso atrás muy importante restando horas de golpe.

- David, tú eres una persona con una amplia experiencia en el mundo del viaje y seguro que esta experiencia ha sido decisiva para organizar este reto, ¿no?

Debo decir que sí porque la preparación implicaba abarcar muchos temas en el mínimo tiempo posible, vencer diversos hándicaps y planteaba varias pruebas a superar.

- Esto implica dominar mucho la situación. Operadores, compañías de vuelos, etc.

En este viaje ha sido necesario contratar muchos servicios diferentes y ello significa que siempre algo puede fallar. Empezando por un traslado en un avión, pasando por los ‘timmings’ de visitas locales, los hoteles y mil cosas más que hay que prever y hacer que todo cuadre y encaje. Yo poseo ya un bagaje en el que he hecho incontables viajes Son muchos años de profesional y he realizado vueltas al mundo pero de otra manera; obviamente no es lo mismo una vuelta al mundo relajada de 38 días que una de 12.
Esto ha supuesto un reto para la empresa que nos encargó la acción, pero también para mí ha sido un auténtico desafío personal. Estoy seguro de que ellos desconocían el alcance y la complejidad de lo que íbamos a hacer y creo que ahora aún no lo han entendido del todo.
Para mí suponía un gran reto personal y también para Tarannà y además con un riesgo muy alto, pero dicho esto, después de coordinarlo, hacerlo y conseguirlo para mí ahora hay un antes y después en mi profesión, marcado por esta vuelta al mundo. Siempre lo he sentido, pero ahora más que nunca me siento absolutamente realizado en mi faceta de profesional del viaje. Es como sacar un “Cum Laude”.Vuelta al Mundo de Récord

- Compañero: tú eres un crack absoluto sin duda, pero a partir de ahora aún más, que te echen lo que quieran, ¿verdad?

No hombre, pero bromas aparte y con toda la modestia, para mí esto ha supuesto una satisfacción personal enorme, una subida de adrenalina a tope, un gran refuerzo de autoestima, elevar aún más mi confianza hasta el límite, dilo como quieras. Por lo demás, yo siempre he sido así profesionalmente porque busco lo que sea para hallar todos los caminos y las mejores posibilidades para todo cliente que tenga un proyecto y deposite su confianza en mí.

Las 7 Maravillas del Mundo Moderno

- Centrémonos ahora un poco en lo que sucedió durante el viaje en sí. De entrada estaría bien situarnos y recordar las 7 maravillas del mundo moderno y el orden en que las visitasteis…

El Coliseo de Roma en Italia. Petra en Jordania, el Taj Mahal en Agra (India), la Gran Muralla China, Chichén Itzá en México, el Machu Picchu en Perú y la estatua de Cristo Redentor del Corcovado de Río de Janeiro (Brasil)

- ¿De cuánta gente se componía la expedición?

Éramos un grupo de cinco personas. Dos personas de las que ahora se denominan como ‘Influencers’ por su reconocida labor en redes sociales con muchísimos seguidores. Ellos tenían que realizar una campaña de publicidad para una empresa muy conocida que decidió apostar por esto cuando le presentaron esta idea para promocionar sus productos. Son nuevas y efectivas fórmulas de marketing actual. El perfil de seguidores de estos ‘influencers’ en las redes constituye un importante público objetivo para la empresa que realizó la acción.
También venía un cámara con la misión de ir grabando lo que acontecía durante el viaje y el representante de la empresa de publicidad, también como técnico y para colaborar con el cámara en ir realizando cada el día el seguimiento y la publicación en las redes sociales de los hechos del periplo.

- Y para hacerlo también hubo que superar dificultades importantes, ¿cierto?

Esto también era un hándicap importante puesto que los técnicos cada día tenían que filmar, y luego editar, preparar y mandar cada día a España los contenidos para su publicación y seguimiento y, claro, hubo lugares donde estuvimos en donde las dificultades para hacer este trabajo eran enormes, especialmente en China a causa de la ausencia de lugares con wi-fi, así como por las prohibiciones para publicar en internet de las leyes del país.Vuelta al Mundo de Récord

- También ahí David tuvo que echar más de una mano…

Claro, yo tenía que ayudarlos cada día y en cada momento a que encontraran las conexiones oportunas para hacer su trabajo. En China tuvimos que andar dando inacabables vueltas en medio de Beijing llegando a entrar en verdaderos antros para buscar formas de enlace, una misión casi imposible porque allí están restringidas las conexiones a internet ni gratis ni pagando. Y así lo mismo en diversos lugares, buscando donde fuera sitios con wi-fi y pagando lo necesario para hacer el trabajo. Fue complicado, la verdad.

– Aparte de estas, que ya lo fueron, ¿cuáles fueron las dificultades más importantes que encontrasteis en el viaje?

Afortunadamente, como ya he dicho, en los enlaces aéreos que a priori eran lo más preocupante, no sucedió nada aunque en Dallas estuvimos a punto de perder un avión. Sucedió cuando hicimos escala para ir a Cancún, desde Beijing que procedíamos, en un tránsito que teníamos programado solo de dos horas. Nos encontramos con las típicas colas de los aeropuertos americanos que siempre están llenos, por controles de aduana, recepción de equipajes, etc. Tuvimos que ir a la carrera hasta la puerta de embarque pero lo conseguimos.
La otra pega principal, que esta sí estuvo a punto de rompernos el viaje fue en Beijing, justamente antes cuando teníamos que salir de China con destino a Cancún. Al ir a pasar la aduana nos dijeron que no podemos ir a Cancún porque en China hace falta un visado para ir allí. Yo les dije que nosotros éramos españoles y qué me estaba contando. Que nosotros no precisábamos el visado y además yo les mostré el sello en mi pasaporte porque hacía tres meses que yo había estado en Cancún. Los chinos verdaderamente son gente muy complicada en estos temas, al menos esta es la percepción que me he llevado yo en este viaje; son gente muy cerrada. El operario empezó a llamar gente y no había forma de solventarlo hasta que por insistencia lo conseguí, pero allí sí que hubo tensión importante porque creí que íbamos a perder el vuelo. Además nos abrieron las maletas y cuando llegamos a Cancún y el cámara abrió su maleta, se encontró con que le habían sustraído todas las pilas del equipo, con una carta que decía que en China no estaban permitidas estas batería, pese a que las cámaras y todo el equipo técnico estaban autorizados y se llevaban todos los permisos necesarios. Llegó el equipo –menos mal– pero con una carta china sustituyendo las baterías.

– Y si alguna cosa, que por suerte no sucedió, hubiera pasado, ¿tenías plan B?

Yo iba preparado para todo, sobre todo mentalmente. Si algo hubiera acontecido ya hubiera buscado la solución que fuera, comprando otros billetes para coger otros vuelos; lo que hiciera falta. Luego ya hubiéramos visto si podíamos recuperar el posible tiempo perdido y cómo. Era un viaje para el que me tuve que preparar mentalmente muchísimo.Vuelta al Mundo de Récord

- Me imagino que también tenías que estar en buena forma física…

Por supuesto, este fue un viaje también de alta exigencia física. La exigencia física del viaje fue dura. Dormimos en el avión 4 de las noches. Los cambios continuos de horario comportaron que hubo días en los que prácticamente no pudimos descansar. Había que estar preparado para aguantar el ritmo del viaje y yo lo estaba pese a que iba con gente mucho más joven que yo.

– Aunque el grupo era de gente joven apostaría a que ellos tenían que correr detrás de ti…

Hombre, yo tengo 51 años, los ‘influencers’ son jóvenes de 26 años y los técnicos son hombres de treinta y pocos, pero afortunadamente estoy en buena forma y claro, por mi rol en el grupo, sí que más de una vez los tuve que hacer correr, o cuanto menos ir deprisa.

- Porque ellos poco pensarían en la responsabilidad, que para ello estaba David. Supongo que es inevitable una cierta inconsciencia de la gente joven…

Yo tenía que estar encima como si fuera la niñera, ¡ja, ja, ja! Responsables eran pero lo cierto es que no eran conscientes de lo que nos estábamos jugando allá. Ellos iban haciendo sus cosas y yo más de una vez tenía que darles caña. Me decían “no te enfades David”. Obviamente yo no me enfadaba pero tenía que estar sobre todo muy encima de los horarios para desarrollar óptimamente mi actuación profesional y que nada fallara. Sobre todo tenía que exigirles puntualidad porque si no lo hubiera hecho así no lo hubiéramos conseguido.
El objetivo era las 7 maravillas del mundo moderno y las habíamos de hacer sí o sí; no podíamos perder ningún destino.Vuelta al Mundo de Récord

- Con la tensión continua de estos día, me imagino que poco espacio hubo para el relax durante el viaje…

Ninguno, de relax nada porque aparte de cuidarme de mis labores profesionales, como ya he dicho, había que ayudar también a los técnicos y cuidar hasta el mínimo detalle de todo.

Una Experiencia Inolvidable

- Aparte de esta logradísima y merecidísima satisfacción personal ¿cuáles fueron los momentos mejores del viaje?

Un momento realmente impresionante fue la culminación. Cuando fuimos al Cristo del Corcovado cubriendo así la última maravilla que nos faltaba, fue verdaderamente un momento muy emocionante. Reconozco que allí se dejaron ir incluso algunos lloros. Creo que fue lógico y natural, por aquel cansancio ya acumulado de todos los días, que hasta te hacía percibir la sensación de estar a punto de caerte físicamente, y naturalmente por la alegría de culminar el proyecto.
También es cierto que todos los integrantes del grupo fueron concienciándose más día a día y a medida que fueron comprobando la dureza del viaje.
Además de ello, en el que lógicamente fue un viaje extraordinario por todo lo que vimos, muy especialmente impresionante es el Machu Picchu.

- Tú ya habías estado en muchos de estos fantásticos lugares, pero concretando en esta vuelta al mundo y visualmente, ¿qué es lo que más te ha gustado a ti?

Vuelta al Mundo de RécordRepito que el Machu Picchu. No solo por su belleza y grandiosidad sino porque cuando fuimos era un reto bastante especial teniendo en cuenta que veníamos de Asia a América, con el salto atrás en el tiempo, más el cambio brutal de la altitud que siempre requiere una aclimatación que evidentemente nosotros no tuvimos. Piensa que hay mucha gente que no consigue llegar arriba al Machu Picchu por problemas relacionados con la altitud que incluso han ocasionado a veces que hayan tenido que ingresar gente en el hospital. Fue impresionante aunque reconozco que después de esta visita se produjeron momentos de fatiga importante. Yo iba mentalmente muy fuerte y preparado pero algunos del grupo aquella noche estaban tan agotados que ni salieron a cenar e incluso uno de ellos estaba altamente estresado. Fue hermoso y fue duro.

– Durante toso esto periplo tan intenso e incluso estresante y teniendo en cuenta tu carácter absolutamente profesional, me gustaría preguntarte con franqueza si tuviste algún momento para disfrutarlo.

La verdad es que sí. Precisamente por la profesionalidad y porque durante años he viajado mucho, yo disfruto siempre de mis viajes. Nosotros, los agentes de viajes, en Tarannà casi siempre trabajamos en viajes a medida del cliente, más que en rutas hechas y convencionales. Justamente por ello siempre aprovechamos los viajes al máximo y debemos tener una capacidad de visión y de captación para saber sacar el máximo provecho en el menor tiempo posible allá donde vayamos. Por mi parte, ya que estoy acostumbrado a un ritmo de viajes rápido, no tengo la percepción de, por ejemplo, pensar que si hubiera estado 2 horas más en el Taj Mahal, lo hubiera disfrutado más. Para mí la visita siempre es suficiente y aprovechada a tope. Incluso te confieso que esto me ocurre también a nivel personal cuando hago viajes de vacaciones con mi familia. De alguna manera viajo como trabajo.

– Una cierta deformación profesional entonces…

De alguna manera sí. Suelo ir a un ritmo más rápido que los demás en este sentido y cuando algunos aún están de lleno en la contemplación de algo, para mí ya está visto y deseo ir a por otra cosa. En un viaje de asueto, voy evidentemente más relajado y lo disfruto con mi mujer, pero no puedo evitar también pensar profesionalmente en muchos momentos ya que algo siempre me puede servir para un futuro viaje profesional.Vuelta al Mundo de Récord

- Con todo lo dicho y aunque ya has dicho lo de un antes y un después, ¿cómo definirías esta experiencia en concreto?

Yo diría que ha sido impresionante, espectacular. Ha sido conseguir superar un reto que ni me hubiera jamás imaginado que se me pusiera por delante. Una experiencia única e irrepetible.

- De acuerdo, pero estoy seguro que si mañana alguien llama a la puerta y te pide otra vuelta al mundo, te pones en marcha en seguida…
¡Claro, esto ni lo dudes!

Pues que te pidan ahora en 11 días, ¡ja, ja, ja! A nivel personal, a ti esto del record: ¿te importa mucho, poco, algo o nada?

Pues no mucho ya que de hecho este es un tema que pusieron en marcha los clientes y lo mismo opino de que al final han decidido no homologarlo. A mí lo del récord Guinness me era igual, lo que yo percibí en seguida es que para mí era un récord de verdad porque he tenido que encajar muchas cosas y en muy poco tiempo.

– Es una lástima que no se le dé oficialidad a esta gesta conseguida, ¿no?

Sí, está conseguida y para nosotros, en Tarannà Viajes con Sentido nos da pie a organizar este viaje pero con otro aire y con los timmings adecuados correctamente para que los que deseen hacerlo lo disfruten al máximo. Sin prisas ni estrés. Estoy trabajando en ello y muy pronto publicaremos la oferta en nuestra web. Un viaje turísticamente atractivo para realizar en 22, 25 días o los que sean idóneos.
Para mí, repito, el récord no era lo importante. Para mí lo fue el reto profesional que se me planteó y que me hizo pensar “¡qué es esto!”Vuelta al Mundo de Récord

- En definitiva, supongo que al llegar notaste sobretodo la satisfacción del deber cumplido.

La recompensa que tenemos los agentes de viajes, por lo menos en mi caso, cuando yo acabo un trabajo que además llevo desde el inicio, diseñándolo y desarrollándolo desde cero y lo vivo acompañando a mis viajeros y regreso y todo ha salido perfecto, lo que tienes es una subida de adrenalina impresionante. La satisfacción mayor, el mejor reconocimiento que puedes tener cuando llegas ya a la terminal del aeropuerto de regreso es llegar a casa y pensar: misión cumplida. Esto es lo mejor que te puede pasar. Te sientes genial, no hay nada comparable y no hay otra recompensa mejor que esta, ni económica ni de ningún tipo. Sentirse así, satisfecho y sabiendo que lo has hecho bien y tus viajeros han disfrutado y cumplido sus expectativas. Saber que has conseguido el objetivo que tenías.

- Y además David ama tanto su profesión que después de este periplo tan absorbente y agotador, al siguiente día laborable ya estabas en la oficina, en tu puesto…

Cuando estoy en casa no puedo hacer otra cosa. Vengo a trabajar y a seguir siempre adelante.

- Vaya que eres un auténtico “enfermo” del viaje y de tu profesión, ¡ja, ja, ja!

En gran parte sí pero admito que después de la vuelta al mundo, los primeros días trabajé a un ritmo más relajado porque el cansancio siempre sale, pero también al llegar de un reto como este, sientes como una especie de liberación, por lo que te distiendes y esto ya ayuda a superar cansancios y estreses.

– Lo cierto es que ya llevas una mochila bien repleta compañero. Tu equipaje es grande y yo afirmo que cualquiera que desee el reto que quiera, que contacte con Tarannà y especialmente con David, que lo organiza…

En ello estaremos, no lo dudes

- Después de este espectacular récord de vuelta al mundo, ¿qué desafío te planteas o te puedes plantear próximamente?

Los que traiga cada día. La verdad es que no tengo ningún reto concreto que abordar en estos momentos y menos después de esto. De hecho nunca me he planteado nunca mi profesión en clave de retos, sino con la más absoluta normalidad, dando siempre calidad, atención personalizada y servicio. Los retos si se presentan es porque surgen por sí mismos. Honradamente pienso que otra cosa tan “bestia” como esta difícilmente volverá a darse.
Pero todo lo que salga lo afrontaremos con la ilusión de siempre y tiraremos adelante. Para eso estamos, somos profesionales. Yo aprendí este oficio desde muy joven y es mi vida. Es lo que me gusta y cualquier cosa que se me plantee y sea factible y posible de hacer, lo emprenderé de la mejor manera.Vuelta al Mundo de Récord

- Evidentemente, los milagros en el mundo del viaje, como en cualquier otro, no existen pero esta vez te has acercado bastante amigo. Muchas felicidades por este éxito espectacular y nuestra alegría de compartirlo con la gran familia de Tarannà Viajes con Sentido.
Este es David Pujol i Piquer y este ha sido un nuevo e increíble récord de la vuelta al mundo `para ver las 7 maravillas de la modernidad.



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: