93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

Viaje Prospección a Guinea Bissau. Entrevista a Xavier Gil

6 feb 17    Consejos viajeros, Curiosidades viajeras, Información de interés, Noticias Tarannà    Tarannà    Sin comentarios

Viaje Prospección a Guinea Bissau

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Un viaje de prospección es algo realmente distinto y especial. Xavier Gil, especialista en viajes por África y responsable de Etiopía y Papúa, añade ahora el nuevo destino de Guinea Bissau tras el viaje de prospección realizado el pasado noviembre, en donde él y el grupo acompañante pudieron descubrir vivencias imborrables. Le entrevistamos para conocer más a fondo esta experiencia


¿Qué es un viaje de prospección?

-Descríbenos el concepto de viaje de prospección

– Es un viaje para ir a algún destino, una zona o un lugar del mundo que no conocemos. En Tarannà Viajes con Sentido tenemos por norma que para comercializar cualquier destino, antes tenemos que pisarlo. Desde hace ya tiempo, decidí efectuar cada año un viaje de prospección. Al principio iba solo pero más adelante detecté que cuando se viaja en grupo se revelan unas problemáticas que tal vez uno solo no ve. De ahí creé estos grupos de prospección para destilar la esencia real de los lugares visitados. Es evidente que diez personas captan muchas más cosas que una sola. Hace doce años empecé con esto solo o con un pequeño grupo de amigos; ahora el criterio es diferente y siempre se apunta gente. No deja de ser una experiencia intensa para ir a conocer un lugar, cosa que interesa a la gente.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– ¿Qué tipo de destinos eliges?

– Son lugares normalmente poco conocidos y tal vez poco explotados turísticamente, o quizás sí pero que nosotros no conocemos. Si yo no conozco una zona, aunque esté comercializada por otros, evidentemente tengo que ir a explorarla puesto que no deja de ser un descubrimiento. Nunca puedo aconsejar ni vender algo que yo no haya testado y contrastado.

– Este espíritu aventurero, ya que no deja de ser una especie de aventura, ¿cómo surgió?

– Para mí, y ésta es una percepción personal, en la vida todo es ir paso a paso, ir subiendo escalones, y en el mundo de los viajes ocurre exactamente igual. Después de mi primera experiencia en un viaje a uno de estos países alternativos, por definirlos de alguna manera en este contexto, cada vez he ido necesitando algo más, otro paso adelante, otro peldaño arriba. Es como conseguir llegar a una meta superior. Es como ir superando cada vez el listón anterior, cada vez te marcas una meta más alta. De alguna manera, antes de estos viajes yo me siento un tanto inquieto porque desconoces lo esencial, hasta la propia seguridad.

– Importante claro…

– Sí, por ejemplo hace tres años fuimos a Sudán y una semana antes de salir se produjeron unos disturbios en Khartum, con manifestaciones a causa de la subida de la gasolina y hubo algunos cientos de muertos en confrontaciones de manifestantes con la policía. Yo lo expuse al grupo y me dijeron que ni se me ocurriera cancelar el viaje. Los viajeros son aún más atrevidos que yo puesto que yo no puedo dejar de pensar que en realidad llevo clientes y debo velar por su seguridad.

– Creo que estos grupos de clientes son ya bastante asiduos con personas que repiten la experiencia, ¿cierto?

– Sí, es cierto. Aunque siempre sigue añadiéndose gente ya existe un núcleo habitual. Son personas muy cercanas con las que realmente sé que puedo realizar estos viajes. Comprenden tu concepto como prueba el hecho de que compran un viaje sin saber dónde vamos, ni qué veremos, ni qué comeremos, ni dónde dormiremos, ni si será suficientemente interesante. Sabemos dónde vamos y evidentemente yo me he ido informando de lo básico, pero en realidad nos dirigimos hacia un descubrimiento total. Obviamente, a la gente que se apunta a estos viajes le gusta esto. Para decirlo de una manera informal: le va la marcha.

– Supongo que cuanto menos sabes a los hoteles donde iréis…

– Bueno, esto si es que hay y si no, pues tenemos que buscar otras alternativas como la acampada. Vamos sobre la marcha descubriendo el terreno. Incluso los guías locales profesionales, en algunos casos no conocen las zonas por donde nos adentramos. Por ejemplo en Etiopía hay muchas rutas más o menos convencionales y comercializadas, pero nosotros hemos ido a lugares que ni el propio corresponsal de allí conocía. Al final pues, no solo es un descubrimiento para nosotros sino que provocamos que la gente local descubra también lugares de su propio país.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– Si tuvieras que definir el perfil tipo de los viajeros para estas prospecciones, ¿qué dirías?

– Para mí, de entrada es gente fantástica que viene con una mente completamente abierta a disfrutar de todo, de lo bueno y de lo malo, porque realmente el gran viajero ha de disfrutar de las partes buenas y también de las malas o menos buenas del viaje, porque éstas no dejan de ser experiencias. A veces se producen situaciones peliagudas o extremas que en aquel momento te hacen sentir mal y después se superan e incluso en el regreso son los recuerdos más potentes del viaje. Lo bueno de estos grupos es que la gente mantiene una gran afinidad y si alguien está en algún momento bajo, los demás le apoyan.

– Ciertamente el componente de compañerismo es muy alto y esencial, ¿no?

– Exacto. Con el tiempo incluso hemos creado una especie de comunidad. Nos encontramos, organizamos cenas, fines de semana. Hay gente catalana, valenciana, del país vasco, vallisoletana, de todas partes.

Viaje Prospección a Guinea Bissau- ¿Qué cantidad de personas suele componer estos grupos?

Para este tipo de viajes lógicamente son grupos reducidos. También depende del destino y debe tenerse en cuenta que los hacemos lejos de fechas que significan épocas convencionales de turismo, por lo que no todo el mundo tiene disponibilidad. Normalmente hablamos de un mínimo de seis personas y el grupo máximo que he llevado a una prospección ha sido de catorce personas.

– Así pues, cuando inician el viaje. ¿Qué esperan los viajeros?

– Su predisposición es la misma que la mía, es decir con idéntica incertidumbre. Yo no dejo de ser uno más del viaje. Aunque sea de Tarannà y profesional del viaje, por lo que debo dar la cara si es preciso en cualquier momento, en estos periplos soy uno más. Está claro que no puedo hacer la función de guía ya que yo no puedo guiar en algo que no conozco. La gente lo entiende así y vamos todos con la misma mentalidad de descubrimiento. Vamos realmente mentalizados a que vamos para descubrir cosas y a disfrutar verdaderamente de los momentos. La incertidumbre de saber realmente dónde y a lo que vamos es lo que verdaderamente les motiva. Este es un punto verdaderamente diferenciador de la experiencia que vamos a vivir.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– Estarías de acuerdo conmigo que la palabra claves en estos viajes es “descubrir”, o tal vez también aventura.

– Exacto, la palabra clave es descubrir. Descubrir vivencias, experimentar. Para mí no es aventura, es descubrimiento.

La experiencia más reciente: Viaje de prospección a Guinea Bissau

 

- Bien, háblame de la experiencia más reciente. El viaje de prospección a Guinea Bissau.

– Hasta ahora, yo como especialista en Etiopía me he centrado mucho en descubrir ese país al cien por cien. He realizado hasta veinte viajes distintos para descubrir cada rincón de Etiopía, hasta el punto que este año me planteé que ya no sabía que más iba a buscar allí y siempre tengo en mente lugares del mundo que por algún motivo se me han quedado sin conocer de momento. Entre ellos, puesto que hay muchos que no conozco y desearía conocer, tenía un punto concreto que es Guinea Bissau. Es un destino prácticamente desconocido para el mundo del turismo y sobretodo existe un archipiélago acerca del cual había leído y tenía muchas ganas de visitar que son las Islas Bijagos. En ellas habita la etnia de los bijagos que mantienen toda su esencia animista y tradicional porque no han estado demasiado influenciados como todo el país en sí. En este archipiélago que se compone de trescientas a cuatrocientas islas, la gente mantiene aún más sus raíces que la que habita en el continente. La clave del viaje se centraba en conocer esta zona.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– Sitúanos un poco en cómo es Guinea Bissau

Guinea Bissau es un país muy pequeño de una extensión similar a Catalunya pero con una población de apenas tres millones de habitantes, mucho menos que la mitad que aquí. La verdad es que ha sido un lugar, dentro de este concepto de viaje, que nos ha sorprendido, tanto a mí como a todo el grupo de gente que me ha acompañado.

– O sea que las expectativas creadas se han cubierto con creces y por tanto, las satisfacciones que ha reportado han sido altas.

– Sí, además el reto de este año era aún mayor que muchos de los viajes de descubrimiento que he hecho por Etiopía puesto que allí ya conocía muchos guías, chóferes, etc. En cambio, en Guinea Bissau todo ha sido nuevo. Además la información encontrada en Internet del país es realmente escasa. Todo ello hizo que este año fuéramos prácticamente sin ningún tipo de expectativa e incluso creo que un poco desmotivados pensando si sería bastante atractivo o no. El resultado realmente nos ha sorprendido a todos.

– Revélanos por qué

– Por varios factores. Para acreditarlo pongo por ejemplo a Clara, una gran viajera, que me hizo el comentario de que la tenía acostumbrada a un ritmo de viaje muy estridente, de muchos cambios y en oposición en este viaje ha disfrutado muchísimo de un recorrido muy relajado. Primero porque la infraestructura de las islas es prácticamente nula con un único alojamiento que es de turismo sostenible, gestionado y regido por una Ong. Ello ha significado que hemos estado ubicados los 9 días en un mismo hotel en lugar de los cambios continuos de alojamiento en otros viajes de este tipo.
Aunque hayamos realizado muchos trayectos y casi todos en barca, en lugar del usual coche, no ha dejado de representar una cierta comodidad regresar cada día al mismo alojamiento. Nos hemos movido entre islas y el concepto de traslado ha sido diferente y siempre hemos regresado al hotel excepto una noche que realizamos una acampada. Al final ha resultado un viaje bastante cómodo pero sin perder la esencia de lo que íbamos a buscar y su autenticidad ha sido total.

– ¿Qué detalles destacarías más de lo encontrado, tanto a nivel visual o paisajístico, como de sorpresa?

Viaje Prospección a Guinea Bissau- La verdad es que como el desconocimiento era tan grande no sabíamos nada de lo que hallaríamos. Ya el hecho de llegar allá nos sorprendió a todos muchísimo. Primero por un paisaje brutal con unas islas muy selváticas con mucha vegetación y unas playas increíblemente idílicas y vírgenes con kilómetros de arena sin ver nada más que algún pescador; realmente un paraíso. El contraste de los paisajes que nos rodeaba era impresionante.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– El viaje se realizó en noviembre, ¿no?

– Ha habido varios puntos del viaje que han arraigado en la mente a todos. Uno, esta increíble sensación de estar en un entorno natural muy muy virgen y prácticamente intocado. Después el contacto con la población nos ha sorprendido de una forma peculiar, no digo ni positiva ni negativa, ya que la gente de entrada era más áspera de lo que usualmente encuentras por África, tal vez por estar poco influidos por las visitas y el turismo. Ellos no están acostumbrados a que vaya otra gente por allí. Después nos hemos ido viendo asiduamente, sobre todo en las aldeas más cercanas al hotel; por ejemplo alguna noche íbamos a una discoteca, instalada dentro de una cabaña –con un cassette a pilas pero era una discoteca–. Pero después de estar varios días en contacto hemos llegado a conectar y convivir bien con ellos. Nos han aceptado pero los primeros días me chocaba su actitud reservada, como a la defensiva y a la expectativa, pero finalmente repito que nos hemos adaptado bien mutuamente.
Viaje Prospección a Guinea BissauA nivel de entorno y otras experiencias, una muy reseñable es que en estas islas hay un gran número de hipopótamos pero como no tienen apenas agua potable, salvo algunos pozos sobretodo en época de lluvias, se ven obligados a ser animales marinos y se refrescan en el agua de las playas, dado que estos animales necesitan la humedad constantemente. En época seca pues, encuentras hipopótamos y también cocodrilos por la playa y en agua salada, cosa nada habitual en otros lugares. En noviembre cuando estuvimos justo había terminado la época de lluvias y aún podían hallar charcas y pozas para beber pero insuficientes para caber y poder refrescar su cuerpo. Por lo tanto, durante la mayor parte del año van recorriendo las playas.
Otro hecho fantástico que vivimos fue cuando visitamos a la isla más alejada que ya se encuentra en medio del Atlántico y es bastante pequeña, tanto que ya fue una experiencia llegar allí en mar abierto con aquella barca. Es la isla de Poilao y es el lugar donde van a desovar las tortugas verdes, una especie en peligro de extinción. Cada día llegan en mayor o menor número a desovar. Hay épocas del año que recalan más de mil tortugas diarias. Parece increíble porque no caben tantas tortugas por la extensión aparente de las playas de esta pequeña isla, así que hay días que se produce una auténtica saturación. La Ong que controla el lugar ha instalado un campamento tutelado por biólogos con el objetivo de vigilar el entorno y asegurar que las visitas estén controladas. Solo se permite el acceso a quince personas diarias y se han habilitado unas tiendas en espacios adecuados para que no se interfiera en la actividad de las tortugas. Te explican cómo hacer el avistamiento, con las instrucciones necesarias como no retratar a la cara las tortugas por ejemplo, utilizar linternas de luz roja, etc. Las tortugas ascienden por la arena de la isla en función de las mareas. Nosotros fuimos a las 4 de la mañana por estar la marea baja y empezamos a ver subir enormes quelonios de unos dos metros de largo, muy grandes. Es una experiencia sobrecogedora observar cómo llegan totalmente agotadas. Parecen mirarte como diciendo “ya no puedo más”, luego descansan un poco y ascienden por la arena para hallar el lugar donde escarbar y depositar sus huevos. Hacen agujeros de unos dos metros de profundidad y cada una deja ir unos ciento ochenta huevos, de los que según las estadísticas, a causa de depredadores (aves, iguanas, peces) y otras circunstancias de huevos que se estropean o las pequeñas crías que se despistan y no van hacia el mar, apenas sobreviven 4 de los 180 huevos. La mortandad es por tanto muy elevada.Viaje Prospección a Guinea Bissau

– Ciertamente la que llega a vivir consigue una auténtica hazaña.

– Sí, la que sobrevive verdaderamente se lo merece por todo lo que ha de salvar. Pudimos ver la puesta de los huevos pero también de los nacimientos que igualmente se producen diariamente. Los biólogos conocían ya los nidos en donde iban a producirse nacimientos y nos llevaron allá. Entonces presenciamos como desde la profundidad de un nido de unos dos metros se produce como una especie de erupción volcánica de tortugas. Empiezan a surgir tortugas de la tierra, unas empujando a las otras (son unas 180 por nido)

– ¿Y van camino del mar?

Viaje Prospección a Guinea Bissau- Efectivamente, como ya son conscientes de los depredadores que les esperan, intentan nacer o bien a la puesta del sol o en la salida cuando el sol está aún bajo. Tal como salen se encaminan hacia la brillantez, que es el mar pese a que muchas se desorientan; por ello no pueden alumbrarse con linternas que podrían hacerles confundir el brillo de la luz con el del sol encima del mar que es su objetivo de vida. Es una experiencia increíble ver cómo van hacia el mar y se introducen en él.

– Es como presenciar en directo el espectáculo de la vida, la naturaleza y la supervivencia, ¿no es así?

– Claro y lo curioso es que todas las tortugas nacidas allí siempre regresan un día para desovar sus crías. Siempre regresan allí.

– Realmente precioso. Alguna otra anécdota de este viaje, entre muchas que sin duda se habrán producido

– A mí concretamente me pasó algo bastante insólito porque me picó una sanguijuela cuando fuimos a ver hipopótamos. No por el hecho en sí, que en estos lugares hasta puede calificarse como habitual, sino porque no me di cuenta hasta pasado un buen rato que la llevaba, el tiempo que estuvo en mi pie y lo grande que era.

– Ya, fue como si la hubieras adoptado, ja!

– Igual la llevé dos o tres horas. Por lo visto, cuando estábamos en zona donde el agua nos cubría la parte baja de las piernas, me asió con su mordisco instalándose en mi pie. Luego, una compañera observó que sangraba por un pie y al girarme vi el reguero de sangre que estaba dejando sobre la arena blanca de la playa. Pensé que me había cortado con algo y cuando me quité la chancla vi como tenía enroscada una gran sanguijuela, tan gruesa como mi dedo, que llevaba ya un buen rato succionando mi sangre. Me la sacó un hombre de allí, porque también hay que saberlas sacar, y como ellas segregan una sustancia anticoagulante para poder ir succionando, el agujero de la herida sigue sangrando hasta que pasa el efecto del anticoagulante del bicho. Una experiencia para contar.

- Ejemplo de lo que decíamos antes, de algo que te lo hace pasar mal en un momento después se convierte en una vivencia especial para recordar y poder explicar…

– Así es, una “herida de guerra”.

– Como promotor y organizador, ¿qué te ha dejado este viaje?

– Vivencias muy positivas. Como te he dicho, al iniciar el viaje estaba hasta un poco bajo de moral y un tanto desmotivado, pero el regreso ha sido muy positivo. Es un destino que da mucho de sí, más aún planteado con su concepto de turismo sostenible tan afín a los principios de Tarannà Viajes con Sentido. Todo lo que allí pueda moverse turísticamente, va vinculado con la gente local y con el concepto de cuidar el medioambiente, lo que por supuesto le da un plus importante. Todas estas vivencias positivas del viaje de prospección traen como consecuencia la decisión de tirar adelante nuevos proyectos de viaje. Con ello he abierto Guinea Bissau como un nuevo destino para nuestros clientes y amigos, que pondremos de inmediato en marcha.Viaje Prospección a Guinea Bissau

- Y ahora, ¿tienes ya nuevos proyectos para viaje de prospección?

– Sí, sí, esto es una vez al año y en cuanto termino uno ya estoy pensando en el siguiente. Los mismos compañeros de estos itinerarios ya me lo piden y me preguntan ya que preparo al respecto para este año, incluso algunos se guardan sus vacaciones para el mes de noviembre para poder venir. La idea para el próximo, siempre que el tema de seguridad nos acompañe, es ir a abrir Sudán del Sur. Ver qué hay allí en un viaje totalmente étnico a un país de los más desconocidos de África.

Pues que la búsqueda continúe siempre Xavi. Que no pares de descubrir. Eres algo así como el rey de África para Tarannà Viajes con Sentido y todos tus compañeros, clientes y amigos. Y ya sabéis que vale la pena y mucho conocer Guinea Bissau y las maravillas que nos ofrece.

Si deseas ver más acerca de nuestro viaje a Guinea Bissau, este es nuestro enlace relacionado: http://www.taranna.com/viaje-a-guinea-bissau-grupo-prospeccion/



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: