93 411 83 73

Solicita hora concertada

Blog de viajes

Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible. Entrevista a Montse Majó

20 mar 17    Consejos viajeros, Cuéntanos tu experiencia, Curiosidades viajeras, Información de interés, Noticias Tarannà, RSE, Viajeros Taranna en el mundo    Tarannà    Sin comentarios

Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

Comparte este post

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Para Montse Majó, viajera por vocación y por convicción, no existe obstáculo que no pueda superar para hacer realidad sus deseos de viaje y de conocer mundo, pese a que la vida le ha deparado una discapacidad física. Ella lo ha asumido como parte de su realidad y jamás se ha amilanado ante nada. Ha viajado por muchos lugares del mundo y lo ha disfrutado al máximo.

La Voluntad Firme de Viajar

Cuando una persona tiene una ilusión y se transforma en un objetivo vital, hace todo lo necesario por convertirlo en realidad. Cuando la voluntad es firme se superan todos los obstáculos que sea preciso para cumplir un sueño. Esta resolución indomable puede trasladarse en infinidad de casos al mundo de los viajes. Cuántos han hecho cualquier cosa por realizar un viaje soñado. Siempre es encomiable admirar la consecución de una meta viajera, más cuando a todo lo que hay que preparar y solventar para emprenderla, se unen circunstancias personales que delimitan físicamente en mayor o menor grado.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible
En Tarannà Viajes con Sentido nos preocupa mucho todo lo relacionado con el turismo inclusivo, que se entiende como el que permite igualdad de oportunidades a todas las personas para que puedan desarrollar todas las acciones que componen la actividad turística de una manera autónoma, segura, cómoda y normalizada.
Hace poco más de un año, Tarannà Viajes con Sentido tuvo el inmenso placer de preparar para Montse un viaje que soñaba y que suponía para ella un premio auto-personal, que además realizaría sola. Nuestro compañero David Pujol i Piquer fue quien diseñó con Montse su viaje anhelado para ayudar a hacer realidad su deseo. Un viaje a Argentina para recorrer aquel gran país, desde Buenos Aires hasta Calafate para ver el imponente glaciar de Perito Moreno. ¡Y para conseguir avistar ballenas!, que esta era la principal ilusión personal que motivó a Montse a elegir este viaje.

- ¿Qué tal Montse? Cuéntanos: ¿quién es Montse Majó?

Soy una persona que pronto cumplirá los sesenta años y desde muy joven, siempre me ha gustado viajar y ver las cosas maravillosas que tenemos en este mundo. Generalmente he viajado por mi cuenta, con grupos de amigos, pero en noviembre de 2015 llegó el momento de darme un premio por haber finalizado mi vida laboral y me puse en contacto con vosotros.

- ¿Cómo llegaste a Tarannà?

De entrada por proximidad geográfica, aunque ya había recibido informaciones positivas de Tarannà. También influyó que, pese a que yo soy nacida en Premià de Mar y he habitado la mayor parte de mi vida allí, durante unos 25 años viví aquí en el barrio de Les Corts y por tanto erais mis vecinos. Necesitaba algo especial, porque iba a viajar sola y porque siempre preciso que el viaje se pueda adaptar a mis necesidades particulares y aquí vine. Elegí Argentina para este premio que me daba a mí misma y en ello nos pusimos.
Yo necesito unas condiciones especiales, sobre todo porque tengo que viajar con mi scooter. Básicamente tenía que poder viajar sin problemas con mi moto eléctrica y esencialmente deseaba ver ballenas en el viaje.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- ¿Cómo resultó la atención y qué problemática se dio para organizar el viaje?

Todo fue fácil desde el primer momento. Me atendió David Pujol y él se cuidó de preparar mi itinerario y efectuar los trámites necesarios para poder llevar mi scooter y que el viaje se adaptara el máximo posible a mis circunstancias. Me hizo un programa de 15 días que yo podía asumir, con todo lo que deseaba ver. Además, durante el viaje no dejó de hacer un seguimiento de mi periplo estando alerta de cualquier cuestión que pudiera haberse presentado. David es un profesional y una persona extraordinaria que lo llevó todo de maravilla.
Repito que este viaje era un premio para mí porque me acababa de jubilar y había tenido problemas con la empresa que no se portó demasiado bien conmigo, así que deseaba celebrarlo. Si alguien pudiera haberme acompañado hubiera sido tal vez mejor, pero por fechas y por otras cuestiones no era posible, así que decidí hacerlo sí o sí, aunque fuera sola. Tarannà y David me lo organizaron todo perfectamente.

- Disculpa Montse, pero para situarnos correctamente en el contexto de todo, interesaría conocer qué tipo de discapacidad te afecta…

Se debe una poliomielitis que me afectó a los dieciocho meses de mi vida. Con los años, paulatinamente se ha ido acrecentando la discapacidad, puesto que cuando empecé a viajar de joven, no la tenía tan desarrollada como ahora.

- Pero nunca ha sido un impedimento para tus viajes.

No, porque me gusta mucho y he podido ir a muchos lugares y espero que aún podré ir a muchos más.

Un Viaje completo a Argentina

- Seguro que sí, Montse. Bien, así que hacia Argentina con Tarannà…

Pues sí. La verdad es que también contacté con otra agencia que decía ser especialista en personas con movilidad reducida; les expuse mi idea, me dijeron que bien, pero después no recibí ni respuesta; nada de nada. Absolutamente opuesto a la seriedad, la profesionalidad y las facilidades que encontré desde el primer momento en Tarannà.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

– Háblanos de la preparación del viaje.

Yo ya tenía una idea y como ya he dicho, sobre todo tenía la ilusión de ver las ballenas. David me preparó todo el itinerario y lo que necesitaba y todo quedó listo.

- Y llegó el momento de emprender el viaje a Argentina.

Sí, yo estaba híper nerviosa, porque no dudaba en absoluto de la eficacia de David, pero iba sola y claro, una cierta ansiedad en que todo salga según lo previsto siempre existe. Como he dicho, he viajado mucho y aunque siempre se han presentado problemas por mi situación, cosa que es lógico que pase, siempre iba acompañada, pero esta vez iba sola, sola, sola. El principal problema que a veces he encontrado es por el scooter porque hay compañías aéreas que no dejan volar la moto eléctrica. Quieren ver el motor, de qué está hecho pues hay baterías que pueden tener el riesgo de explosionar, etc., lo cual es mentira porque tienen los mecanismos de seguridad necesarios. Yo llevaba toda la documentación y permisos perfectamente preparado. Pero bueno, aparte de las típicas tonterías que ya esperas del embarque y de si hay que abrir el motor, etc., durante todo el viaje todo fue bastante bien al respecto.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- Una vez en destino y en las sucesivas escalas del viaje, para los traslados, ¿cómo te fue?

Siempre me venían a buscar y estuvo perfectamente coordinado. Fue un viaje verdaderamente hecho a medida para mí.

- Lo que no deja de requerir por tu parte una gran cantidad de valor…

Bueno, cuando vas en un grupo siempre estás más arropada, pero yo no pienso que tenga valor o nada parecido. De hecho primero pregunté por un viaje en grupo programado para Argentina, pero no podía ser ya que no podían adaptarse mis peculiaridades al viaje de grupo, así que decidí hacerlo sola y a mi ritmo. Pero tal vez sí, un poco de valor sí que hace falta. Yo iba sola, iba a realizar mi viaje y estaba mentalizada para lo que pudiera presentarse. Supongo que es cierto que hay gente que no quiere hacer cosas que le puedan representar problemas, pero yo no pienso así. Si así fuera no me habría movido casi nunca de casa.

- ¿Cómo fue la estancia en Argentina?

Bien, a mí se me hizo muy corto. Siempre me suele pasar que al final los viajes se me hacen cortos.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- Señal de lo mucho que los vives y los aprovechas…

Sí. No tuve dificultades para ver las cosas que deseaba, aunque es inevitable que a veces existan ciertas imposibilidades que no me permiten acercarme del todo a algunos lugares pero yo ya asumo que en estos casos tengo que verlo a una cierta distancia. Los guías fueron fantásticos y me atendieron maravillosamente, pero cuando terminaban su trabajo, allí quedaba yo sola. Entonces cogía mi scooter y me iba a pasear por Buenos Aires o por los lugares donde estuviera.

- Absolutamente admirable. Y en los hoteles, ¿qué tal?

La verdad es que cuesta un poco que los hoteles estén adaptados a las personas con movilidad restringida. Algunos dicen que están adaptados y después cuando llegas ves que en la realidad no es así y no están tan adaptados, pero entiendo que esto pasa allí y también aquí y en todas partes. En Buenos Aires estaba bien. El hotel de Puerto Madryn estaba perfecto aunque lejos, pero yo luego salía con mi scooter o cogía un taxi donde me cargaban el scooter. El de Ushuaia fatal puesto que estaba bien adaptado en temas generales pero en las habitaciones para la usuaria no mucho la verdad. El de Calafate una auténtica maravilla; hasta tal punto me sentí bien y perfectamente atendida que al final les dejé un juego de mis bastones como regalo.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

– Caramba, qué gesto, Montse, ¿y ya no los necesitabas?

Yo llevé dos juegos de bastones al viaje por la previsión de que pudiera estropearse alguno y por eso les dejé el par que ya en principio no iba a necesitar para regresar. Se mostraron sumamente agradecidos y yo feliz porque lo merecían y porque alguien lo podrá aprovechar. Así que en general, los hoteles podría decir que bien. No obstante, hay que decir que necesitamos instalaciones adaptadas en todas las habitaciones y en todos los lugares donde hemos de estar y esto aún no está cubierto del todo.

Espíritu viajero al máximo

- Tú que eres una persona con gran experiencia viajera y con una enfermedad que nunca has permitido que te lo impidiera, aunque progresivamente haya mermado más tu movilidad, ¿crees que en todos estos años ha habido una evolución positiva para tratar estos temas? En general, ¿crees que el turismo inclusivo, del que ahora afortunadamente se habla bastante, ha mejorado?

Sí, aunque también pienso que se habla más porque ahora la gente salimos más, pero yo personalmente encuentro a faltar un poco la posibilidad de crear algún pequeño grupo. Yo sé que la gente como yo, que tenemos problemas es difícil de llevar. Reconozco que algunos de nosotros somos un poco raros de carácter. Los propios discapacitados a veces somos un poco tiquismiquis.
Yo he practicado deportes adaptados como vela y submarinismo adaptado y entonces pensaba que encontraría compañeros cariñosos y participativos. Lo cierto es que en muchos casos no es así, cada uno va la suya.

- Seguro que no será por ti. Supongo que como en cualquier colectivo habrá de todo y la gente será más o menos simpática y empática, etc… O tal vez piensas que esto también es producto de que los afectados crean como una especie de coraza de auto-defensa que produce a veces una cierta crispación…

No lo sé, yo entiendo que organizar actividades para gente como nosotros no es fácil. Creo que has dado con la palabra clave: crispación; se da en muchos casos. Comprendo que no es fácil montar actividades para discapacitados que además normalmente han de resultar económicamente asequibles. Yo, la verdad es que ante todo esto prefiero ir sola a mi aire o con mis grupos de amistades si es factible.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- Volviendo al viaje, ¿cuáles fueron las dificultades principales que hallaste?

Prácticamente ninguna. Únicamente lo que he comentado de las esperadas dificultades en los aeropuertos para embarcar mis scooter. Aparte de la documentación y todos los trámites perfectamente llevados desde Tarannà por David, como ya he dicho también los guías en destino estuvieron en seguida conmigo para solucionar tanto el desembarque de mis cosas como para cualquier tema de papeleo y documentación. Suerte de ellos porque yendo yo sola seguro que hubiera tenido más dificultades El trato fue excelente y de una profesionalidad total, dejando incluso una huella de amistad ya que nos hemos ido escribiendo.

- Y facilidades durante el viaje: ¿has encontrado las máximas, no tantas como hubieras querido, las que esperabas?, dime…

Sabes qué ocurre, que yo soy de una manera que una vez estoy allí también comprendo y me adapto. Por ejemplo, si tengo que ver el Perito Moreno desde una plataforma, pues ya disfruto de ello y no me hago mala sangre porque tal vez hubiera querido ir por el sendero y entrar en él. También observé que allí muchos lugares se están arreglando, preparando plataformas con rampas, etc. Ver estas acciones de mejora también me complace. Mi carácter es siempre optimista y cuando estoy en el lugar siempre pienso: “yo quería estar aquí y estoy aquí”.
Me acuerdo en el año 1991 que fui a Venezuela y lógicamente tuve que ver el Salto del Ángel a distancia, en el campo base y no podía ascender para verlo en proximidad. Yo sabía que era así y punto, contenta de estar allí. El espíritu es saber que has podido ir allí y hasta donde puedes llegar.

- La mentalidad es muy importante…

Claro, yo quería hacer esto y allí he estado.

- ¿Te consideras una viajera innata?

No, ¡qué va! Con lo que me queda por ver

- ¡Ja, ja, ja! pues esta respuesta creo que demuestra que sí. Ya seguirás agrandando tu bagaje. ¿Dónde has estado ya, Montse?

En el año 88 empecé mis viajes grandes, por así decirlo porque antes ya había viajado mucho en distancias más cortas, con un mes en Brasil con una amiga. Después he estado en México viendo las ruinas mayas y muchas otras cosas del país. Años después a Venezuela.

- Veo que básicamente te interesa América…

Bien, el tema de idioma es importante porque siempre es preferible poder comunicarte sin problemas, pero en el 92 hice un safari por Kenia y Tanzania. He ido a Estados Unidos. Siempre disfrutándolo con grupos de amigos. Fuimos asimismo a la República Dominicana a ver ballenas también. Estuve en la India en la fundación de Vicente Ferrer que aún vivía, tuve la gran suerte de conocerlo y mi nombre está ahí en una escuela india. Y ahora con vosotros a Argentina.

- Eres una persona que goza del viaje en toda su intensidad. Y muy especialmente de las ballenas veo…

Claro porque me gusta mucho. Ya la preparación es divertida, realizar el viaje es disfrutar de la ilusión y después queda siempre el recuerdo que es imborrable. Sí, soy un poco monotemática con el asunto de las ballenas desde que no sé cuándo me fijé una vez en ellas y me encantan: cómo se mueven, su grandiosidad…Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- ¿Te has planteado alguna vez tus viajes como una reivindicación para los discapacitados o para ser una especie de ejemplo o estandarte para otras personas que en condiciones parecidas a la tuya no se planteen o no se atrevan a viajar?

La verdad es que no mucho. Lo cierto es que no conozco muchas personas con discapacidad, supongo que un poco por lo que hemos comentado antes de la personalidad peculiar de muchas de ellas y porque debido a las dificultades que entraña, no se hace nada para montar grupos con gente de movilidad reducida. Ello desemboca en una cierta agresividad de comportamiento, sobre todo a nivel mental. Sí que he conocido personas con diferentes grados de problemática de movilidad, sobre todo al practicar los deportes adaptados de vela y submarinismo, pero en mi círculo próximo de amistades no hay ninguna persona de estas características. Hicimos un grupo con la vela, pero había aquella cosa que dificulta una buena amistad, no sé. Siempre aparecía aquella cierta crispación, pero yo lo entiendo y lo considero natural.

– Será una defensa preventiva por si alguien me pueda menospreciar o perjudicar en algo…

Probablemente, pero tal vez cabría reflexionar sobre si está sensación solo me la produzco yo mismo y quizás no es verdad lo que piense que pueden hacer los demás. También es cierto que desde estas experiencias con el grupo de vela ha pasado mucho tiempo y yo lo dejé porque tampoco me gustaba tanto a pesar de que participé en Campeonatos de España pero la presión era alta.

- Caramba, te atreves con todo Montse.

Son cosas que te trae la vida. También en aquellos tiempos me separé de mi pareja y el entorno era como era. No había nada especial que me uniera a los grupos citados de gente. Ahora han pasado muchos años y tampoco sabría decirte si la mentalidad ha cambiado al respecto.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- Ahora voy a pedirte un pequeño esfuerzo de síntesis. Para Montse Majó, ¿qué es viajar?

No sé, muchas cosas. Llegar a un sitio diferente y ver cosas distintas de las que encuentras en tu entorno habitual. Ver mundo y conocer lugares. La curiosidad por experimentar otras vivencias. Así ha sido siempre desde que a los 14 años una amiga mía me llevó con un Dos Caballos por Francia y por Italia. Mi padre me premió con un viaje a París cuando aprobé el COU. Cuando trabajaba, siempre que tenía vacaciones iba a las Baleares o a lugares cercanos y más asequibles. Luego ya pude emprender viajes de larga distancia como los que hemos comentado.

Hay que superar todos los obstáculos y viajar con normalidad absoluta

- Muy bien Montse. Es evidente que tú eres así y no te arredras ante nada, ¿qué aconsejarías o qué dirías a las personas que puedan sufrir algún tipo de discapacidad pero que no sea suficiente para impedirles moverse y no se atreven a viajar?

Hombre, pues que no tengan miedo. Sí que hay que tener un cierto respeto a veces, pero nunca miedo. La gente es empática y si ve que tú lo haces pueden animarse. Que no tengan miedo, el mundo está lleno de cosas fantásticas y se pueden ir a ver. Cierto es que los costes pueden ser elevados en algunos casos, pero tampoco lo son tanto si se hacen en grupo y se preparan bien asesorados con profesionales como Tarannà.

- Sin complejos, ¿cierto?

Sí, por supuesto, ningún complejo. Y si alguien tiene alguno que se lo eche a la espalda. Cada quien es como es y hay que aceptarlo. Que si tienen una ilusión vayan a por ella.

- Te habrás encontrado de todo en tus viajes por este mundo pero: ¿crees que la gente cada día es más normal y receptiva con personas con algún problema? Tal vez por una mejor educación al respecto.

Sí, es posible pero por suerte yo creo que también es porque ahora salimos más, ya que los de mi generación éramos vistos un poco como bichos raros, cosa que por suerte en mi caso no se dio porque yo siempre he entrado y salido con libertad. En casa me alentaban a hacer lo que deseaba. Ahora por fortuna existe una libertad que antes no se daba y creo que por ello la gente como yo cada vez ha ido saliendo más, contribuyendo a normalizar lo que siempre debería haberse visto con normalidad.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible

- Gracias a Dios cada día tenemos los ojos más abiertos, y sobre todo la mente, para deshacernos de absurdos tabús del pasado.

Así es y aún debe ser más.

-Alguna anécdota de tu viaje especial a Argentina que te venga ahora a la mente.

No sé, cada lugar te deja sensaciones. Me acuerdo con cariño de una chica vasca que hacía de guía de un grupo de jubilados con la que hice muy buenas migas y tuvimos agradables conversaciones.

- ¿Qué te impresionó más de todo el viaje? Tus ballenas y…

¡Ja,ja,ja! Sí. Podría decir que la naturaleza en general. Me encantaron muy especialmente los pingüinos y poder fotografiarlos casi a tocar. La grandeza del Perito Moreno. Las inmensas carreteras de cuyas rectas no ves el final también es algo que me impactó. Muchas cosas, lo disfruté totalmente. Y naturalmente las ballenas y su majestuosidad. Yo estudié Historia del Arte y antes no me perdía ningún museo. Ahora no quiere decir que no lo haga pero prefiero los espacios y la naturaleza en general.

– ¿Qué proyectos tienes ahora de futuro en cuanto a los viajes que seguro seguirás realizando y disfrutando?

Ahora, en mayo me marcho a ver los fiordos noruegos y después quiero ir unos días a Palma. En el futuro tengo en la cabeza Nueva Zelanda o Australia como lugares que me gustaría conocer. Lo que está más lejos de nosotros, vaya. También repetiría visita a Estados Unidos por lo mucho que hay que ver y porque es un país en el que es relativamente fácil poder ir solo, aunque cuando yo fui hace años, únicamente precisaba bastones y no necesitaba scooter. Recuerdo que me sentaba cada día en el metro en New York y esto ya era un espectáculo. Te hablo del año 93, pero aparte de la gran ciudad, hay muchos espacios naturales en Norteamérica por ver. Pero lo que ahora tengo más en la cabeza es Nueva Zelanda.

Que no pare el Viaje

Así es Montse Majó. No para y que nunca pare. Lleva el viaje impreso en lo más íntimo de su ser. La verdad es que no acabaríamos nuestra conversación con ella. Es una mujer con una ilusión y una energía sin límites cuyos viajes forman una parte importante de su vida y de su propia personalidad.
En los tiempos actuales, cuando afortunadamente cada vez más todos nos abrimos a temas de responsabilidad social y cada vez velamos más por la sostenibilidad de este mundo, el turismo inclusivo es un reto por el que debemos luchar y para que las personas que sufran cualquier tipo de discapacidad puedan gozar plenamente del viaje que deseen.Viaje a Argentina. El Espíritu Viajero invencible
En Tarannà Viajes con Sentido nuestra apuesta es clara en este sentido y siempre luchamos para que personas como Montse puedan hacer realidad sus sueños viajeros.
Montse Majó es vital, inteligente, espontánea, activa y tremendamente positiva. Aunque ella no lo pretenda y ni siquiera piense en ello, constituye un ejemplo extraordinario de superación. Creemos que en su espejo deben mirarse muchos. Si lo hacen, seguro que representará un impulso enormemente positivo para ellos. Sin duda que para Tarannà Montse es un ejemplo y un privilegio que sea nuestra clienta y amiga.



Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Email this to someoneTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Síguenos: